Noticia

Motores diésel: 25% menos de consumo y un 35% más de autonomía

Ampliar

17 de diciembre, 2014

Según datos recogidos por el fabricante de componentes Bosch, los nuevos motores diésel consumen un 25% menos que los motores gasolina. Además, responsables de Bosch afirmaron que se sigue avanzando en la mejora de distintos sistemas para reducir aún más las emisiones nocivas.

Los nuevos motores diésel tienen un consumo de combustible un 25% inferior a los propulsores de gasolina, lo que también permite contar con una autonomía un 35% superior, según datos del Automóvil Club Alemán (ADAC) recogidos por el fabricante de componentes para automóviles Bosch.

La compañía resalta que los menores consumos de combustible que aporta la tecnología diésel también deriva en unos costes inferiores para los usuarios, así como un ahorro en los recursos naturales y una disminución de las emisiones tanto de dióxido de carbono (CO2), como de óxidos de nitrógeno (NOx) y de partículas.

En este sentido, Bosch destaca que las actuales motorizaciones diésel cuentan con unas emisiones de dióxido de carbono un 15% inferiores a un motor de gasolina comparable, mientras que el par motor también es un 40% mayor.

El responsable de Prensa y Marketing del área Mobility Solutions de Bosch España, Lorenzo Jiménez, apuntó que los nuevos propulsores diésel son el resultado de una historia de diferentes innovaciones tecnológicas: «Los sistemas common rail y de tratamiento de los gases de escape constituyen sólo la punta de lanza de una tecnología que seguirá mejorando aún más en los próximos años gracias a las innovaciones que están llegando», añadió.

Por su parte, el director de Ventas en España y Portugal de Mobility Solutions de Bosch, Ricardo Olalla, afirmó que en la actualidad existen nuevas tecnologías orientadas a reducir el consumo y las emisiones, entre las que destacan los sistemas common rail, la transmisión continua variable, el Start/Stop con función de conducción a vela o las diferentes formas de electrificación.

En este sentido, destacó que la nueva normativa europea sobre emisiones Euro 6 obligará a que, desde el 1 de septiembre de 2015, todos los vehículos nuevos que se vendan en la Unión Europea cumplan con estos requisitos.

Bosch aseguró que el objetivo principal de esta normativa es establecer límites más bajos para las emisiones de vehículos en lo que se refiere a partículas y óxidos de nitrógeno, de forma que los coches diésel nuevos no podrán emitir más de 80 miligramos de nitrógeno por kilómetro, en comparación con los 180 miligramos actuales.

Jiménez abogó por llevar a cabo una renovación del viejo parque automovilístico español, lo que tendrá unos «importantes efectos medioambientales» en las ciudades, debido a las grandes diferencias en consumos y emisiones de los motores modernos en comparación con los anteriores.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche