Noticia

Los Mossos interceptan en motocicleta a los conductores que corren demasiado

Ampliar

20 de abril, 2012

Los Mossos d'Esquadra del área de tráfico de Girona aplican en los últimos días un nuevo método para controlar el exceso de velocidad: agentes en motocicleta interceptan a los infractores en plena ruta para que se conciencien de las circunstancias en las que circulan.

El radar fijo «cazará» al infractor y, en lugar de un coche como el de la foto, las motos de los Mossos d’Esquadra interceptarán al conductor. (Foto: 1997/Wikimedia Commons)

Ante el aumento de la siniestralidad en las carreteras catalanas, la Policía Autonómica ha desplegado este operativo, que se diferencia del más habitual de radar fijo.

El subjefe del Área Regional de Tráfico de Girona, Joan Costa, ha dirigido uno de estos dispositivos en la carretera C-66 a la altura del municipio de Palol de Revardit. La vía, de doble carril en ambos sentidos, separados por una mediana de cemento, complica el establecimiento de un control a pie, con el que los vehículos son detenidos después de que un radar haya dado la alerta.

La solución es que motoristas de los Mossos d’Esquadra, tras recibir notificación de la infracción, indiquen al conductor en plena marcha que abandone la carretera en una salida próxima en la que se ha establecido el área de notificación.

Joan Costa ha explicado que los puntos donde establecer este tipo de controles se eligen en función de la accidentalidad y en las rutas de influencia próximas. Admite que este tipo de operativo obliga a un mayor despliegue de efectivos policiales, «pero es muy positivo desde el punto de vista concienciador. Además de notificar la denuncia, se informa al conductor, con percepción real, de la velocidad a la que circulaba y de la infracción que ha cometido», ha explicado.

Los infractores se deben someter, además, a la prueba de consumo de drogas y de alcohol.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche