Noticia

Los innovadores parabrisas del nuevo Ford GT

Ampliar

16 de diciembre, 2015

Se llaman Gorilla Glass y están inventados por Cornering. Son más finos que los cristales tradicionales y son mucho más ligeros, algo que proporciona una mayor maniobrabilidad al coche.

El Ford GT, el nuevo superdeportivo de la marca del óvalo, tiene detrás un trabajo de ingeniería brutal para aligerar su peso y mejorar su aerodinámica hasta límites insospechados.

Es por ello que contará con la versión final de un prototipo de tecnología ligera. Se trata del parabrisas híbrido Gorilla Glass, un material que es un 30% más ligero que el cristal tradicional y a prueba de arañazos.

Será utilizado en el parabrisas y en la cubierta trasera del motor del Ford GT para mejorar la maniobrabilidad del vehículo, así como la eficiencia de combustible.

Tras diversos estudios, el equipo que se ha encargado de hacer el Ford GT ha llegado a la conclusión de que existe la posibilidad de utilizar el nuevo cristal para producciones en serie.

¿Cómo es el Gorilla Glass?

Utiliza un cristal híbrido que actúa como capa interior reforzada, una capa interior de termoplástico con absorción de sonidos en el medio y un vidrio recocido en el exterior. Sustituye al laminado tradicional de dos capas de vidrio recocido que se ha utilizado de forma tradicional.

Esta nueva lámina es entre un 25 y un 50% más fina que una tradicional y tiene la misma resistencia. Fue probado sobre piedras y bajo condiciones extremas. También ha superado test contra proyectiles, vuelco y túnel de viento. En total, el Gorilla Glass tiene un grosor entre los tres y los cuatro milímetros.

La reducción de peso a la que contribuye este cristal hace que el centro de gravedad se reduzca ligeramente, algo que contribuye a mejorar la agilidad y dinamismo en carretera del Ford GT.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche