Noticia

Los ingresos postventa de los concesionarios en peligro

Ampliar

14 de febrero, 2017

Según un informe publicado por Audatex España, los concesionarios pierden la mitad de su posventa cuando el coche supera los cinco años.

La edad del parque automovilístico español es objeto de preocupación por parte de las principales asociaciones del sector de la automación y, también, de la propia DGT que relaciona directamente la siniestralidad con la edad del vehículo. La edad media de los coches que circulan por las carreteras españolas se sitúa en 12 años, algo, según las asociaciones, preocupante, pero a esto habría que añadir una tendencia al alza: la bipolaridad, o viejos o nuevos. Esto se traduce en que solo el 26% de los vehículos se encuentran en la franja de los 6 a los 10 años de antigüedad, lo que, según el informe de Audatex, perjudica los ingresos postventa de los concesionarios.

Según las cifras presentadas en el XXVI Congreso Faconauto, que los vehículos de mediana edad, los de 6 a 10 años, queden reducidos a su mínima expresión supone que el concesionario se deje 30 puntos de cuota de mercado con respecto al taller multimarca o, lo que es lo mismo, la mitad de su negocio.

En concreto, la cuota de mercado del concesionario en las reparaciones de coches de hasta cinco años es del 58%, casi dos de cada tres. Sin embargo, superada esta edad pierde 30 puntos de cuota frente al taller multimarca, según los datos del informe que analiza más de 4,2 millones de reparaciones.

De esta manera, los coches jóvenes acuden a los concesionarios y los viejos se decantan por los talleres multimarca, mientras que los coches de mediana edad suponen una oportunidad rentable de negocio para ambos canales porque una de cada cuatro reparaciones en la actualidad se dan en estos coches, que recorren unos 18.000 kilómetros al año, por encima de la media.

Son coches que no están parados, como ocurre con los más viejos, incorporan ya de serie un estimable paquete tecnológico, etc, y por tanto representan un tipo de cliente muy atractivo para el taller al tratarse aún de reparaciones rentables en muchos casos”, apunta el responsable de Mercado Posventa de Audatex, José Luis Gata.

En cualquier caso, son los coches nuevos los que permiten incrementar de manera notable los ingresos postventa de los concesionarios. La recuperación económica y, por tanto, el aumento de las matriculaciones ha supuesto que las reparaciones aumentarán un 1,4% y los ingresos se elevaran en un 2,2% en 2016, dejando atrás años de caídas ininterrumpidas.

No obstante, Audatex prevé que los talleres afrontarán los dos próximos años un estancamiento de las reparaciones, y no será hasta 2019 cuando se vuelvan a registrar crecimientos, que superarían el 2%.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche