Los híbridos recargables

15 septiembre, 2008

Las pruebas toman como punto de partida el primer programa europeo de pruebas del PHV (Plug-in Hybrid Vehicle) iniciado por Toyota y EDF en carreteras francesas en septiembre de 2007.

Las pruebas toman como punto de partida el primer programa europeo de pruebas del PHV (Plug-in Hybrid Vehicle) iniciado por Toyota y EDF en carreteras francesas en septiembre de 2007.

Las pruebas toman como punto de partida el primer programa europeo de pruebas del PHV (Plug-in Hybrid Vehicle) iniciado por Toyota y EDF en carreteras francesas en septiembre de 2007. El proyecto para el Reino Unido está diseñado para evaluar el rendimiento del vehículo en un entorno urbano, los requisitos de infraestructura para los vehículos y los comportamientos y expectativas de los conductores.


Toyota y EDF Energy utilizan un innovador sistema de recarga y facturación que se incorpora en el PHV. Este sistema es compatible con una nueva generación de estaciones de recarga públicas, cuyo objetivo es potenciar el acceso a la electricidad en las vías públicas y aparcamientos, y reducir el coste para el cliente. EDF Energy ha ayudado a instalar la primera de 40 estaciones de recarga en el Reino Unido, y tiene previsto ayudar a instalar más en los próximos meses.


Un PHV utiliza la tecnología híbrida de Toyota con la ventaja añadida de que las baterías del
vehículo pueden recargarse completamente a través de una toma de corriente convencional o una estación de recarga eléctrica, para ampliar su autonomía en modo eléctrico. En distancias cortas, el PHV se puede conducir como un vehículo eléctrico, lo que da lugar a una conducción silenciosa, con emisiones cero. En distancias más largas, el PHV funciona como vehículo híbrido convencional.


El PHV de Toyota combina ‘lo mejor de ambos mundos’: potencia los beneficios de la tecnología híbrida, al tiempo que evita las limitaciones que suelen ir asociadas a los vehículos eléctricos. Toyota espera que el PHV presente un ahorro de combustible sin igual y, por tanto, un récord en emisiones reducidas. Los resultados iniciales de las pruebas indican que el ahorro de combustible es considerablemente superior al del actual Prius. Por ejemplo, para desplazamientos de hasta 25 km, el PHV consume aproximadamente un 60 % menos de combustible que el híbrido de Toyota, el Prius. Uno de los objetivos de las pruebas británicas es confirmar ese rendimiento del PHV.


Asimismo, las pruebas pretenden conocer el grado de aceptación de los clientes con respecto a la nueva tecnología, como preparación para una comercialización generalizada en el futuro. Toyota ya ha confirmado que comercializará PHV equipados con baterías de ión litio para clientes de flotas, en Europa y en otras regiones, a finales de 2009.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba