Noticia

Los fallos mecánicos aumentan en invierno

Ampliar

09 de febrero, 2015

Solo entre los meses de diciembre y enero, el RACE atiende 71.500 asistencias en carretera, lo que supone un 14% más respecto al invierno del pasado año. Un mejor mantenimiento del coche habría evitado muchas de estas averías, además de reducir el gasto final derivado de la reparación.

El frío y las condiciones invernales inciden directamente en los problemas mecánicos, siendo una de las épocas del año donde se realizan un mayor número de asistencias. El Real Automóvil Club de España (RACE) ha analizado más de 71.480 asistencias realizadas durante los meses de diciembre de 2014 y enero de 2015, detectando un aumento de las averías mecánicas del 14%, muchas de ellas relacionadas directamente con elementos de seguridad. Los datos recogidos por el RACE demuestran que un mejor mantenimiento podría evitar un gran número de estos problemas, reduciendo los gastos finales derivados de su reparación. El club de automovilistas alerta de los riesgos que provoca circular con un vehículo en mal estado, sobre todo con malas condiciones climatológicas. En este sentido, preocupa el dato del aumento de las asistencias por accidente de tráfico, que pasan de 4.476 en los meses de invierno de 2014 a 4.749 en el mismo periodo del año 2015.

Diciembre es un mes de grandes desplazamientos, donde coinciden los trayectos que se producen en los puentes, así como los que se realizan dentro de la campaña de Navidad, que este año han dejado un mayor número de accidentes, dejando 10 fallecidos más que en la misma operación en 2013. Y si consideramos los datos del primer mes del 2015, el balance de siniestralidad también resultó negativo, con un aumento del 44% de los fallecidos, pasando de 61 en 2014 a 88 en 2015.

¿Quieres saber cómo conducir y mantener tu coche en invierno? Mira estos reportajes:

Dentro del Barómetro de Averías en carretera que el RACE viene realizando desde junio del pasado año, se observa un incremento en los fallos mecánicos, que en muchos casos se relacionan con la falta de mantenimiento. Si en verano s e registró una subida del 8,1% de las solicitudes de asistencia en carretera durante los meses de julio y agosto, en invierno se observa un porcentaje aún mayor de problemas, aumentando al 14,2%, lo que se traduce en más riesgo vial. De hecho, los casos atendidos por el RACE como consecuencia de un accidente suben un 5,7%. Un parque envejecido con más averías por falta de mantenimiento incide directamente en la seguridad vial.

Si tenemos en cuenta el tipo de avería analizado en los meses de invierno, los problemas derivados de las baterías y neumáticos ocupan las primeras plazas. Como ya se detectó en verano, muchos conductores han descuidado elementos como la rueda de repuesto, multiplicándose por dos los casos en los que a la hora de necesitarla, presentaban problemas de desgaste, inflado o daños, que han obligado la presencia de un vehículo de asistencia para continuar el trayecto.

Porcentaje de variación 2014/2015 por avería producida en diciembre y enero.

  • Avería batería: 22.391 asistencias +12%
  • Avería neumáticos: 8.517. asistencias +11.3%
  • Accidente de tráfico: 4.749 asistencias +5,7%
  • Avería motor: 4.340 asistencias 22.7%
  • Avería alternador: 3.148 asistencias +10.3%
  • Avería bomba: 2.801 asistencias +0.1%
  • Avería motor de arranque: 2.090 +20,8%

Los conductores descuidaron durante 2014 sus neumáticos

El análisis de los datos recogidos tras analizar las más de 500.000 asistencias realizadas por el RACE durante todo el año 2014 deja algunas conclusiones que afectan directamente a la seguridad. Un ejemplo preocupante de como la crisis ha afectado al mantenimiento de los vehículos, con un aumento del riesgo, ha sido el neumático. El departamento de operaciones del RACE ha detectado un aumento del 18% de los problemas en ruedas y neumáticos, sobre todo cuando se requiere su sustitución, con un incremento del 48% de los casos en los que no se ha podido hacer uso de la de repuesto.

Los datos de aumento de la siniestralidad en las carreteras españolas registrada en los últimos meses deberían alertar tanto a usuarios como instituciones del necesario incremento de la seguridad vial. Por una parte, un mayor mantenimiento del vehículo, con especial atención a los elementos de seguridad; por otro lado, la responsabilidad de las instituciones, destinando más recursos a la inversión en carreteras, promoviendo planes de incentivos al uso de autopistas (las vías más seguras), manteniendo e informando sobre las ayudas a la compra de vehículos nuevos (Planes PIVE) o usados con certificación independiente que garantice su buen estado, o la reducción del IVA en los productos de seguridad, entre otras. Este conjunto de medidas incidiría en la reducción de los siniestros

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche