Noticia

Los expertos piden el cobro de peajes en autovías

Ampliar

17 de marzo, 2014

El informe realizado por el grupo de expertos para la reforma fiscal designado por el Gobierno recuerda al Ejecutivo que el cobro de peajes en autovías permitiría recaudar 4.900 millones de euros.

El informe sobre la reforma del sistema fiscal elaborado por el comité de expertos dice que el Gobierno «debería considerar» la articulación de un impuesto por circular por la red de autovías, una tasa que, según sus datos, podría generar una recaudación de hasta 4.900 millones de euros anuales.

Los expertos avisan de que, en caso de que se articule esta «tasa por el uso de las infraestructuras de transporte«, es preciso evitar «superposiciones» con el nuevo Impuesto sobre el Uso de Vehículos de Tracción Mecánica en el que sugieren fusionar los actuales impuestos de matriculación y circulación.

El informe calcula que, en caso de que el eventual peaje o tasa por circular por las carreteras se cobre en función del tiempo en que se utilice la infraestructura, generaría una recaudación de unos 1.500 millones de euros. De ellos, 400 millones provendrían de vehículos pesados y otros 1.100 millones de los ligeros.

En caso de que la tasa se cobre por tramos de carretera, generaría unos 4.900 millones de euros al año, unos 1.900 millones proveniente de los camiones y 3.000 millones más por vehículos ligeros.

El comité de expertos recuerda que el marco normativo de las tasas por el uso de infraestructuras públicas de transporte está ya regulado por una directiva europea. Estas normas europeas no obligan a establecer las tasas, pero dice cómo configurarlas en el caso de que los Estados miembros optasen por exigirlas.

En la actualidad, existen dos modelos de implantación, cada uno de ellos elegido por distintos países europeos. Así, el primero, el que ya tienen Austria y Suiza, consiste en exigir «una tasa por el derecho a utilizar las infraestructuras durante un tiempo determinado».

Si bien es una tasa «más sencilla de implantar», sus «inconvenientes se encuentran en que no puede modularse el gravamen en función del uso real de las infraestructuras y que exige un control manual de los vehículos, con los inconvenientes que esto supone para la fluidez del tráfico».

El segundo modelo consiste en cobrar un peaje por trayecto recorrido y está ya implantado en Alemania, Francia, Austria, Portugal, República Checa y Suiza. Este sistema exige la construcción de determinadas infraestructuras (pórticos de control a cada tramo de la vía y dispositivos electrónicos en los automóviles) que, si bien puede tener un coste «relativamente elevado», se podría recuperar con la recaudación.

De esta forma, la tasa podría incluir una parte de recuperación del coste de la infraestructura y otra relacionada con los costes derivados de la contaminación atmosférica y la contaminación acústica provocada por el tráfico.

El comité de expertos apunta no obstante que ambos modelos «podrían presentar como inconveniente el fomentar el uso de vías alternativas, en las que se produce un mayor número de accidentes, como ha sucedido en Portugal».

Además, avisa que el estudio del establecimiento de esta tasa por uso de las infraestructuras públicas de transporte debe realizarse evitando su superposición con el nuevo Impuesto Ambiental sobre el Uso de Vehículos de Tracción Mecánica que proponen en su informe y al incremento de la tributación sobre el gasóleo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Rubén Fidalgo

    Me parece que alguien debería cerrarle la boca a estos expertos y recomendarles que en vez de sangrar al ciudadano, eviten que los que gobiernan sean corruptos y que las obras públicas se desvíen sistemáticamente del presupuesto para que estos ladrones se lleven su tajada.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche