Los divorcios disparan las peritaciones de coches

Los divorcios disparan las peritaciones de coches

Inpertec, líder en peritación y homologación de vehículos ha presentado un informe según el cual las peritaciones y tasaciones y embargos de vehículos por causa de los divorcios han aumentado un 35%. También las averías y posibles fallos ocultos en la compra-venta.

Dicen que cuando el dinero sale por la puerta el amor salta por la ventana, pero esto va de lo contrario, de las guerras económicas que surgen cuando un matrimonio o sociedad llegan a su fin. Según Inpertec (empresa de peritaje y homologación de vehículos, líder en certificación de automóviles históricos) en el último año los casos de justiprecio (valoración económica de bienes que han de ser expropiados), embargos o avalúos en casos de separación de bienes o divorcios han crecido hasta un 35%.

Para Salvador Paris – gerente de Inpertec- la falta de acuerdo en la mayoría de rupturas matrimoniales y quiebras de empresas, desemboca en una “efervescencia de valoración de bienes” de la pareja o de la empresa, en bienes como la casa o los vehículos.

En el caso de los vehículos, la valoración o el precio del mismo vendrá determinado por el modelo concreto y versión del mismo, su estado de conservación, las opciones de serie y/o los accesorios que hubieran montados en dicho vehículo, su demanda en el mercado de ocasión, y por tanto la depreciación que esto deba suponer para ese modelo a tasar, así como el valor de afección que pudiera tener el vehículo a valorar.

En una sociedad en la que el volumen de divorcios soporta un crecimiento de casi el 6% en el último año, con más de 105.893 sentencias de nulidades, separaciones y divorcios y con una tasa de 2,3 sentencias por cada 1.000 habitantes, los trabajos relacionados con el peritaje de bienes ha experimentado un crecimiento notable.

Cabe destacar que el 76,5% de los divorcios y separaciones en el último año fueron de mutuo acuerdo, mientras que el 23,5% restante fueron contenciosos.

Además, Peris ha indicado que la reactivación del sector de la automoción y de la compra-venta de vehículos, ya sea de segunda mano o nuevo, ha provocado un incremento del 30% en el peritaje de averías, defectos o daños ocultos, con el objetivo de formalizar reclamaciones por daños y perjuicios. así como las garantías del vehículo.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba