Los despidos colectivos en la industria del automovil se triplicaron en los ocho primeros meses de 2006

12 diciembre, 2005

Los fabricantes de vehículos aplicaron 28 expedientes de regulación de empleo en los ocho primeros meses del año, cinco más que en el mismo período del ejercicio anterior.

Los fabricantes de vehículos aplicaron 28 expedientes de regulación de empleo en los ocho primeros meses del año, cinco más que en el mismo período del ejercicio anterior.

Un total de 1.320 trabajadores de la industria de automoción se vieron afectados por expedientes de regulación de empleo con medidas de extinción de contrato (despidos colectivos) en los ocho primeros meses del año, lo que supone triplicar la cifra de 427 empleados contabilizada en el mismo período de 2004. Los fabricantes de vehículos aplicaron 28 expedientes de regulación de empleo en los ocho primeros meses del año, cinco más que en idéntico período del ejercicio anterior, según datos del último Boletín de Estadísticas Laborales del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.


Estos expedientes de regulación de empleo afectaron a 2.651 trabajadores de la industria automovilística entre los pasados meses de enero y agosto, lo que representa un incremento del 42,6% en relación con los 1.858 trabajadores afectados en el mismo período del ejercicio precedente. Además de los trabajadores afectados por despidos colectivos, otros 1.331 empleados de las fábricas de automóviles se vieron afectados por expedientes de regulación con medidas de suspensión (ERE´s temporales), lo que supone una reducción del 7%.


Por contra, los fabricantes de automóviles y remolques no aplicaron ningún expediente de regulación de empleo con medidas de reducción de jornada en los ocho primeros meses de 2005, si bien tampoco lo habían hecho en mismo período de 2004.


EUROPA PRESS

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba