Noticia

Los conductores jóvenes españoles, de los europeos más prudentes en la carretera

Ampliar

28 de noviembre, 2012

Un 40% de los conductores jóvenes españoles admite correr más de la cuenta cuando se ponen al volante. Sin embargo, no son los europeos que más acostumbran a pisar el acelerador ya que polacos y rusos son, con diferencia, los más propensos a superar los límites de velocidad.

Los conductores jóvenes españoles y británicos son los europeos que menos pisan el acelerador, con un 40% y un 54%, respectivamente, que admite correr más de la cuenta. Un porcentaje bajo si tenemos en cuenta que el 81% de los polacos y el 76% de los rusos reconoce que va demasiado rápido al volante. Así lo revela un estudio realizado por Goodyear, que señala la dureza de las leyes y la cantidad de radares de nuestro país como factores que llevan a los jóvenes a pensárselo dos veces a la hora de superar la velocidad permitida.

Los jóvenes y su pasión por la velocidad

Goodyear atribuye a una sensación de mayor seguridad al volante y a la intención de lucirse ante los demás el hecho de que a los jóvenes, especialmente los hombres, les encante la velocidad. En este sentido, son los conductores alemanes y rusos los más decididos a probar los límites de su coche, ya que un 53% y 46%, respectivamente, admite haber exprimido al máximo el motor en alguna ocasión.

¿Quienes son los que más incumplen las señales de tráfico?

Pese al buen lugar en el que quedan los conductores españoles a la hora de respetar los límites de velocidad, Goodyear ha comprobado que el 73% de los jóvenes europeos admite acelerar ante los semáforos en ámbar y el 14% saltárselos en rojo.

En cuanto a desobedecer las señales de tráfico, son los jóvenes conductores polacos (51%) los que más reconocen hacerlo. Por su parte, los suecos y checos son los más obedientes con un 25% y 24% de los conductores, respectivamente, que admite no hacer caso a las señales.

Como dato curioso, este estudio revela que los jóvenes que ya no viven con sus padres suelen ser más agresivos al volante. Y es que el 34% que afirma haber intentado alcanzar la velocidad máxima de su coche se reduce al 29% en el caso de aquellos que conviven con sus padres; un 49% ha adelantado a más de un vehículo a la vez en una vía de doble sentido (comparado con el 39% de los que siguen con sus padres); y un 36% conduce igual de rápido en carreteras mojadas o secas (30% para los que viven con sus padres).

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche