Noticia

Audi: se podrán usar algunas funciones de ‘smartphone’ en sus coches

Ampliar

07 de julio, 2014

Los conductores de Audi podrán utilizar a partir de 2015 algunas funciones de sus 'smartphone' mientras conducen a través de los sistemas operativos integrados en sus automóviles.

«Estamos trabajando en estrecha colaboración con empresas líderes como Google y Apple. En el futuro, los clientes podrán utilizar las funciones disponibles en sus teléfonos inteligentes también a través de los sistemas operativos integrados en sus automóviles. La facilidad de utilización y evitar las distracciones son parámetros importantes a la hora de integrar estas funciones, aunque la seguridad de los datos también juega un papel vital. Estamos separando las funciones relacionadas con el vehículo de aquellas que tienen que ver con los sistemas de información y entretenimiento, asegurando así los datos contra cualquier acceso no autorizado», asegura el responsable de Desarrollo Técnico de Audi, Ulrich Hackenberg.

Asimismo, según ha asegurado Audi, los clientes han de dar su consentimiento expreso para la utilización de los datos generados en el vehículo. Además, los clientes podrán elegir en cualquier momento cuál de las dos plataformas desean utilizar en su móvil.

Audi es el único fabricante premium de automóviles miembro fundador de la Google Open Automotive Alliance (OAA). Esta colaboración se puso en marcha a principios de 2014 bajo el lema ‘Android Auto’ con el objetivo de integrar la plataforma Android y sus aplicaciones en el automóvil.

Los primeros resultados ya están disponibles en forma de servicios como la navegación a través de Google Maps, o el servicio de streaming Google Play Music.

Linux lanza un software de código abierto

Tal y como hemos visto ahora mismo con Audi, los coches inteligentes son más presente que futuro. Es por ello que las empresas se afanan en lanzar sus propuestas para ser el sistema elegido por los clientes para interactuar con su automóvil.

Dejando de lado a los gigantes Apple y Google, aparece Linux, que se desmarca con una propuesta alternativa que consiste en lanzar un software de código abierto llamado Automotive Grade Linux (AGL). Será la primera plataforma para automóviles de este corte, que ve en la estandarización una oportunidad para la industria de innovar lo más rápido posible.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche