Noticia

Los concesionarios no quieren un Ministerio de Industria

Ampliar

20 de diciembre, 2011

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto) se ha mostrado contraria a la existencia de un Ministerio de Industria, porque cada vez que existe "es secuestrado" por los fabricantes de automóviles.

Así se expresó el presidente de Faconauto, Antonio Romeo-Haupold, durante el almuerzo navideño con los medios de comunicación, en el se mostró convencido de que el nuevo Gobierno pondrá en marcha un plan de renovación del parque con nuevas subvenciones a la compra.

Lo contrario, dijo el presidente de Faconauto, sería una decepción después de las reuniones mantenidas con el equipo económico del Partido Popular en los últimos meses, en las que podría haber quedado definido un nuevo modelo de Plan Prever, en línea con el primero puesto en marcha por el Gobierno de José María Aznar en el año 1997.

En relación al Ministerio de Industria, Romero-Haupold dijo que la preferencia de los concesionarios es la de un Ministerio de Economía para evitar que los fabricantes influyan tanto, en detrimento de la distribución, que durante la crisis perderá más de 50.000 puestos de trabajo, lo que equivaldría al cierre de varias fábricas de automóviles.

Faconauto considera imprescindibles para la recuperación del sector una Ley de Distribución, un plan de achatarramiento para renovar el avejentado parque automovilístico y la liberalización de las ITV, de forma que se permitiera que las inspecciones fueran realizadas también en los talleres de los concesionarios.

Sobre la Ley de Distribución, el presidente de Faconauto explicó que en este momento se está en una situación de indefensión, después de que fuera aprobada una norma que fue suspendida bajo la amenaza de los fabricantes de irse de España y la posterior firma de un pacto que establecía una especie de tregua de seis meses hasta la tramitación de una Ley no aprobada finalmente por la convocatoria de elecciones.

El pacto, aseguró Romero-Haupold, está siendo incumplido por algunas marcas -otras han hecho todo lo contrario-, que han aprovechado esta fase para cancelar contratos y trasladar costes a la red de distribución. Se refirió, por ejemplo, a la imposición de compra de determinadas cantidades de automóviles sin el consentimiento de los concesionarios y la imposibilidad de su devolución, lo que ha llevado a algunas redes a una situación crítica.

En relación al cambio de orientación en la cúpula ejecutiva de Anfac con el nombramiento de un vicepresidente ejecutivo que sustituye al hasta ahora director general, el presidente de Faconauto dijo que es voluntad de los concesionarios proponer al nuevo directivo, Mario Armero, la creación de una mesa, una asociación, quizá en el seno de la CEOE, para pedir lo mismo al Gobierno. «Hay intereses comunes, a pesar de que ellos son extranjeros y nosotros nacionales, ellos son fabricantes y nosotros concesionarios», precisó Romero-Haupold.

Faconauto valoró positivamente la libertad de horarios aprobada en Madrid, y deseó que se trasladara a toda España, pero acompañada de una mayor flexibilidad en los contratos, de forma que se pudiera facilitar que un estudiante, puso a modo ejemplo, pudiera trabajar únicamente durante los fines de semana.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche