Los coches en la Cataluña de Puigdemont

Los coches en la Cataluña de Puigdemont

No sólo los ciudadanos y los mercados están a la expectativa con la DUI de Cataluña, la independencia también afectaría al mundo del automóvil. Lo cierto es que se abren múltiples incertidumbres: posibles peajes fronterizos, aranceles, impuestos...

Vivimos tiempos revueltos y, cada vez que la sociedad se perturba, acaba por reflejarse en el mundo del automóvil. Indudablemente, todo este asunto de la independencia de Cataluña ya está afectando al mundo del automóvil. Algunos potenciales compradores prefieren ser prudentes y esperar a ver qué pasa antes de decidirse a cambiar de coche. Son momentos de incertidumbre: los mercados caen, Caixabank y Sabadell, que financian muchas de las operaciones de compra de particulares y empresas, anuncian posibles cambios de sede..  ¿Qué pasará con Seat? ¿Tendrán que pagar aranceles aduaneros al pasar “la frontera” los coches que se fabrican en Martorell?…  Todo está en el aire.

Está claro que todo lo que ya ha sucedido y lo que está por suceder tendrá un coste y, como de costumbre, el coche es, probablemente, la mejor fuente de ingresos para un gobierno, ya sea de manera directa o indirecta.

Impuestos, Seat y salones  del automóvil

Puigdemont y marca Seat para Cataluña
Puigdemont siempre ha entendido la importancia económica de una marca como Seat para Cataluña
Ampliar

Para empezar, con la excusa de su lucha contra el cambio climático, Puigdemont ha anunciado su intención de crear un impuesto por el uso del coche que podría oscilar entre los 15 y los 20 euros, dependiendo del tipo de vehículo.

La posición de Seat tampoco es nada cómoda. Los principales mercados para la marca española son Alemania y España. Si se cierran definitivamente las fronteras catalanas, ¿qué pasará con los modelos que se fabrican en Martorell? ¿Habrá aranceles para el Seat Alborán/Tarraco/Ávila/Aranda (si Martorell lo produce)?  Como es lógico, Puigdemont es conocedor de la importancia estratégica de una compañía como Seat dentro de sus fronteras, así que es más que probable que haya un plan para mantenerla “en casa”.

Si algo tienen las marcas de automóviles, es facilidad para deslocalizar sus centros de producción. El Seat Ateca, el modelo más importante para la marca en este momento, ya se produce en las factorías de Skoda en la República Checa y, en un momento en el que todos los modelos de la marca comparten plataformas modulares con otros del grupo Volkswagen, resulta mucho más sencillo adaptar las líneas de producción de sus modelos en otras plantas.

La importancia del sector del automóvil es tan elevada que ha sido el único vínculo capaz de sentar a Rajoy y a Puigdemont en un ambiente aparentemente cordial. Con motivo de visitas al Salón del Automóvil de Barcelona, permanecieron “encerrados” en varios coches para las oportunas sesiones fotográficas sin llegar a las manos… y eso que el automóvil tiene fama de empeorar nuestros modales cuando nos sentamos al volante.

 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba