Noticia

Los coches de Tintin

7 fotos

Ampliar

25 de junio, 2007

Famoso por ser el «padre de Tintín», el dibujante belga conocido como Hergé, sentía auténtica debilidad por los coches.

Famoso por ser el «padre de Tintín», el dibujante belga conocido como Hergé, sentía auténtica debilidad por los coches.




Famoso por ser el «padre de Tintín», el dibujante belga conocido como Hergé –su verdadero nombre era Georges Rémi– sentía auténtica debilidad por los coches. Prueba de ello es que no hay ni uno solo de los cómics protagonizados por el rubio periodista en los que haya resistido la tentación de reproducir modelos reales, en unas ocasiones, y fruto de su imaginación, en otras.


A lo largo de toda la saga de aventuras de Tintín, se contabilizan al menos 79 modelos distintos, pero son muy escasas las ocasiones en las que el protagonista, Tintín, aparece como propietario de los vehículos. Eso sí, no tiene reparos en tomarlos prestados siempre que la situación lo requiere.


El Salón del Automóvil de Barcelona quiso rendir homenaje al dibujante belga con una exposición en la que dieciséis –quince coches y una moto– de los casi ochenta vehículos dibujados por Hergé tienen su réplica en tres dimensiones. En el Palacio de Congresos de la Fira de Barcelona, los visitantes descubrieron modelos fabricados entre 1924 y 1960 –algunos de ellos ilustran estas líneas– como un Amilcar CGSSS de 1926, que aparece en «Tintín y los Soviets»; un Ford V8 de «La Oreja Rota; un Jeep de «Tintín en el País del Oro Negro»; o el Citroën 2CV que conducen los Hermanos Hernández y Fernández en la aventura de «El Asunto Tornasol

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche