Noticia

Los coches conectados de Ford acaban con los riesgos tras las curvas

2 fotos

Ampliar

14 de enero, 2020

La nueva tecnología de los coches conectados de Ford, la Información sobre Riesgos Locales (Local Hazard Information), permite conocer si nos espera algún peligro a la vuelta de la esquina. Este sistema ofrece a los conductores una advertencia anticipada de posibles riesgos que se avecinan en giros o curvas.

La Información sobre Riesgos Locales (Local Hazard Information o LHI) es un nuevo avance de los coches conectados de Ford. En este sentido, esta tecnología ayuda a los conductores para prepararse y potencialmente evitar peligros en el camino. Concretamente, los factores desencadenantes del sistema provienen de la situación del tráfico anterior al vehículo.

Por ejemplo, si los coches que circulan por delante se encuentran con frenazos repentinos, accidentes o cargas volcadas en su ruta, el coche conectado recibe una advertencia anticipada. De esta forma, el conductor que se encuentra detrás y posiblemente fuera de la vista puede evitar una situación de riesgo. Al igual, este sistema incluye información desde tormentas de granizo inesperadas hasta inundaciones repentinas o incluso deslizamientos de tierra.

Te puede interesar: Ford utiliza el «big data» para prevenir accidentes de tráfico en las ciudades

Mientras que en los anteriores sistemas de alerta de incidentes de tráfico los conductores aportaban la información de las alertas, la tecnología LHI funciona de forma autónoma. Es decir, los coches conectados de Ford no necesitan la interacción con el conductor para generar información y emitir advertencias. Además, los riesgos solo aparecen en la pantalla del salpicadero si es probable que el incidente nos afecte.

Ford ha asegurado que LHI está diseñado para ser más beneficioso para los conductores que la información sobre riesgos de los sistemas de radiodifusión actuales. Según la marca estadounidense, los sistemas vigentes a menudo envían notificaciones que no son relevantes. Por otro lado, la información enviada por el sistema de los coches conectados de Ford también se puede utilizar para alertar a los conductores de los vehículos de otros fabricantes y viceversa.

Los coches conectados son vulnerables

Para empezar, la tecnología LHI estará disponible de forma estándar y gratuita durante el primer año en el nuevo Ford Puma. Aunque la compañía ha afirmado que este sistema se está implementando en más del 80% de su línea de vehículos de pasajeros para finales de este año 2020.

Cómo funciona la tecnología LHI de los coches conectados de Ford

Según Ford, la tecnología LHI de sus coches conectados es una realidad innovadora para la seguridad en la carretera.

2 fotos

Ampliar

Los coches conectados de Ford cuentan con unos sensores que monitorean una serie de actividades en el vehículo como: el frenado de emergencia, las luces antiniebla y el control de tracción para detectar condiciones climáticas adversas o el estado de la carretera. A través de esta información, se determina la ubicación del peligro y si ha ocurrido un accidente de tráfico.

A continuación, el vehículo proporciona actualizaciones de forma automática a través de una conexión segura a “la nube” utilizando el módem FordPass Connect. Esa plataforma central, que recopila información de múltiples marcas de vehículos, es operada por el partner tecnológico de Ford, HERE Technologies.

Un paso más en los Ford conectados: el 5G

En este sentido, cuantos más coches estén conectados a la red, mayor será la eficiencia del sistema. Es decir, cuando muchos vehículos generan la misma advertencia, otros en las cercanías reciben información de incidentes de «la nube» a través de la red celular. De esta forma, los conductores pueden reducir la velocidad o tomar las medidas adecuadas para los avisos que reciban.

Por otro lado, el sistema también obtiene información adicional de las bases de datos de los organismos públicos y los informes de tráfico. Así, se proporciona a los conductores más advertencias anticipadas: vehículos que conducen por el lado equivocado de la calzada; animales o peatones en la carretera; y obras en la vía.

«Lo que hace diferente la Información sobre Riesgos Locales es que son los coches los que están conectados a través del Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), no depende de aplicaciones de terceros. Este es un importante paso adelante. Las advertencias son específicas, relevantes y personalizadas para tratar de ayudar a mejorar un viaje en concreto”, ha declarado Joerg Beyer, director ejecutivo de Ingeniería de Ford Europa.

Aquí te dejamos el vídeo de presentación de la tecnología de Información sobre Riesgos Locales publicado por Ford.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche