Noticia

¿Coches autónomos o bases de datos con ruedas?

2 fotos

Ampliar

27 de junio, 2018

Los coches autónomos son capaces de arrojar un gran número de datos, por lo que los fabricantes deberán saber utilizarlos para dar un mejor servicio al usuario.

El coche autónomo va ganando cada vez más peso en el parque automovilístico. Muchas marcas están desarrollando sobre sus modelos versiones que sean capaces de llevar a sus pasajeros al destino sin que el conductor tenga que tocar el volante. Para alcanzar este objetivo, se deben incorporar a los automóviles multitud de dispositivos que hagan que el coche sea completamente inteligente.

Te puede interesar: 10 rasgos de los futuros conductores de coches autónomos

Según ha señalado el Vicedecano de Relaciones Externas y Formación Continua de la Facultad Deusto-Ingeniería, Alexander Rayón, un coche autónomo es capaz de generar tantos datos como 3.000 personas, en el Ciclo de Encuentros Ageingnomics organizado por Deusto Business School y Mapfre este martes en Madrid.

Marcas como Volvo o Tesla están desarrollando este tipo de tecnología

2 fotos

Ampliar

Las marcas deberán saber interpretar los datos de sus coches autónomos

En este sentido, Rayón ha explicado que el modelo de coche conectado introduce una nueva incógnita: ¿Qué serán capaces de hacer las marcas con ese elevado número de datos arrojados por sus coches inteligentes?

“Creo que la industria de la automoción tiene que converger hacia otro tipo de industria donde los datos nunca sean usados sino es para el propio beneficio de la persona que los genera. Estamos ante una revolución industrial, una revolución digital donde, por primera vez, estamos siendo los que proveemos algo y encima nos venden algo con eso que proveemos, que son los datos”, ha afirmado.

Asimismo, el director de Relaciones Institucionales de Renault, Ernesto Salas, ha asegurado que el 100% de los vehículos de la compañía en 2022 estarán conectados y compartirán una nube ‘online’ con todas las marcas de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi. Además, para ese mismo año, la firma tendrá 15 automóviles autónomos.

“Los datos son tremendamente útiles en el sentido de que los fabricantes podemos conocer cuál es el estado real de los vehículos. Estos datos pueden ser muy prácticos para los fabricantes, puesto que nos pueden permitir avisar al usuario de que tiene una potencial avería y que debe dirigirse a un punto de asistencia”, ha subrayado Salas.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche