Noticia

Los coches autónomos podrán tomar decisiones humanas, según el MIT

Ampliar

19 de noviembre, 2019

Un equipo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) está desarrollando un sistema de inteligencia artificial (IA) para adaptar la conducción autónoma al pensamiento humano. De esta forma, los coches autónomos podrán llegar a entender las intenciones de los conductores humanos y responder de la forma más adecuada.

La interacción con vehículos conducidos por humanos es uno de los principales retos de los coches autónomos. En este sentido, el Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL) del MIT está trabajando en un sistema que integra herramientas de psicología social a la conducción autónoma.

Te puede interesar: Más accidentes de los coches autónomos de Uber

Según el artículo publicado por el equipo de investigación, esta nueva inteligencia artificial ayudaría a los coches autónomos a pensar más como los humanos y, así, mejoraría la seguridad vial. Es decir, mientras que la IA actual de conducción autónoma supone generalmente que todas las personas actúan de la misma manera, el nuevo sistema haría suposiciones precisas de la personalidad de cada conductor. De esta forma, los vehículos autónomos podrían predecir las acciones del resto de usuarios de la vía.

¿Cómo pueden los coches autónomos predecir las decisiones humanas?

El sistema que el equipo del MIT está desarrollando funciona con un algoritmo que utiliza la Orientación de Valor Social (SVO). Este concepto sirve para clasificar a los conductores humanos, según las decisiones que tomen al volante, en tres grados distintos: egoísta, cooperativo (prosocial) o altruista. Mediante esta orientación, los investigadores han diseñado una inteligencia artificial para que las decisiones de los coches autónomos se vean afectadas según las preferencias del conductor humano.

Para ello, la nueva IA incorporada en estos vehículos estará entrenada para asignar una calificación de SVO a las personas detrás del volante. Así, el sistema podrá crear evaluaciones de riesgos basadas en esa orientación y adaptar su propio comportamiento según cada situación.

¿Cómo sería la moral del coche autónomo?

Según el artículo del MIT, este sistema reduciría los errores de predicción de los vehículos sin conductor un 25%. Sin embargo, el equipo de investigación continúa trabajando en las predicciones algorítmicas. En este sentido, pretenden avanzar con la investigación aplicando el modelo SVO a peatones, ciclistas y otro tráfico en un entorno de conducción. Por este motivo, la nueva inteligencia artificial no está lista para la implementación en el mundo real.

«Crear un comportamiento más humano en los vehículos autónomos es fundamental para la seguridad de los pasajeros y los vehículos circundantes, ya que comportarse de manera predecible permite a los humanos comprender y responder adecuadamente a las acciones del coche autónomo«, ha explicado el autor principal del artículo y estudiante del MIT, Wilko Schwarting.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche