Noticia

Los coches autónomos ciegan la consciencia humana

Ampliar

06 de marzo, 2019

Un estudio reciente de dos universidades americanas revela que los ocupantes de los coches autónomos terminan confiando tanto en el sistema que incluso llegan a omitir de forma involuntaria importantes riesgos para su seguridad.

Por más que pasa el tiempo y las marcas desarrollan tecnologías de conducción automatizada más avanzadas, los riesgos vinculados a los coches autónomos hacen que la gente no termine de verlos como un modo de transporte seguro. Ahora, un nuevo estudio elaborado de forma conjunta por la Universidad Rice y por la Universidad Tecnológica de Texas podría dar otro duro revés a las garantías de los coches que, presumiblemente, veremos en nuestras carreteras en un futuro no muy lejano.

¿Podría haberse evitado el atropello mortal del Uber autónomo?

Este análisis pone de manifiesto que la confianza que los ocupantes de estos vehículos depositan en los sistemas de conducción autónoma hacen que, cuando los propios coches pasan por alto algún riesgo existente, también lo desatiendan o lo menosprecien ellos mismos. Por tanto, esto certificaría que, cuanto más usa un conductor el piloto automático, más probabilidades hay de que no reaccione ante los peligros que se presenten durante el trayecto.

Analizaron a 60 operarios de coches autónomos

Este razonamiento viene a decir que la conducción autónoma da como resultado la absoluta complacencia por parte del «conductor» y lo cierto es que ambas universidades se escudan en un buen argumento para aseverarlo, ya que han puesto a prueba el comportamiento de hasta 60 conductores con licencia que operan coches autónomos en diversos simuladores. Uno de los ensayos, por ejemplo, consistió en reaccionar a un coche estacionado que, de repente, se entrometía en su mismo carril. El resultado durante los primeros 10 minutos fue que todos los conductores omitieron, al menos, algún peligro para la seguridad… y la cosa empeoró con el tiempo.

Según explica el profesor de Ciencias Psicológicas de la Universidad Tecnológica de Texas y líder del estudio, Eric Gleenlee, la conclusión es que, hasta que los sistemas de conducción autónoma sean completamente fiables y puedan responder en todas las situaciones con seguridad, el conductor debe estar alerta y preparado para asumir el control. «Esta investigación demuestra claramente que eso no está sucediendo y empeora a medida que se pasa más tiempo dentro del vehículo», dice.

Fuente: New Atlas

Estudio (en inglés) en este enlace

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche