Noticia

Los coches autónomos no interesan al 85% de los conductores

Ampliar

17 de septiembre, 2019

Un estudio realizado por Ipsos ha revelado que la mayoría de los compradores de coches nuevos no quieren que sus vehículos conduzcan por ellos. Según el grupo de investigación, algunos de los encuestados afirman no fiarse de los coches autónomos y otros, simplemente, disfrutan al conducir.

La mayoría de las personas encuestadas por Ipsos quieren conducir su coche nuevo. Es decir, el estudio del grupo de investigación de mercado global ha mostrado que los conductores no están interesados en los coches autónomos. Este análisis está basado en las respuestas de más de 20.000 compradores de automóviles nuevos de 10 países diferentes.

Te puede interesar: Los sistemas de asistencia a la conducción no convencen a los usuarios

«El estudio (Global Mobility Navigator) confirma que los compradores de coches nuevos simplemente no están listos para entregar las responsabilidades de conducir a su vehículo, incluso por un corto período de tiempo. Una revelación clave y posiblemente pasada por alto es que casi 70% de los compradores de vehículos nuevos simplemente disfrutan conduciendo”, ha comentado Todd Markusic, vicepresidente de Movilidad de Ipsos.

En cuanto a los datos, solo el 15% de los encuestados, a nivel mundial, están interesados en características autónomas. Por otro lado, solo el 10% de los conductores estadounidenses han probado coches con alguna autonomía, incluso de bajo nivel. Pero, aproximadamente, la mitad son conscientes de la existencia de estos sistemas. Según Ipsos, si las personas experimentasen por sí mismas la seguridad de los vehículos autónomos podrían llegar a convencerse de comprarlos.

Los conductores no se fían de los coches autónomos

Respecto a la falta de interés por los coches autónomos, los conductores dieron una serie de razones. El principal motivo es la preocupación que surge con los sistemas autónomos por la seguridad de peatones y otros vehículos. Por ejemplo, el 44% de los encuestados aseguró que permanecería enfocado en la carretera durante la conducción autónoma. Esto implica una falta de confianza en estos vehículos.

Asesinar o suicidar, ése es el dilema del coche autónomo

Además, otra razón es la posibilidad de que los piratas informáticos se hagan cargo de un coche autónomo y causen un accidente. Según el estudio de Ipsos, solo el 6%, aproximadamente, de los compradores mundiales de vehículos nuevos compraría un coche totalmente autónomo. Sin embargo, el 57% sí que adquiriría uno si la autonomía fuera opcional y pudieran conducir.

En el lado contrario, los encuestados están muy interesados en los vehículos conectados, especialmente para evitar accidentes. La característica mejor valorada en los coches nuevos, según Ipsos, fue el frenado automático para prevenir una colisión.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche