Noticia

Los coches autónomos de Waymo, atacados

Ampliar

08 de enero, 2019

Las autoridades cuentan hasta más de 20 ataques en sólo dos años a la flota autónoma de Waymo que opera en el estado norteamericano de Arizona. ¿Quiénes desean el mal a esta tecnología?

No son pocas las personas que parecen resistirse al futuro y, sobre todo, a que este esté protagonizado por los coches autónomos. Según una reciente investigación llevada a cabo por The New York Times, la flota de Waymo que opera en Arizona y cuyo propietario es el todopoderoso Google ha sido objeto de más de 20 ataques en los dos últimos años. Si bien algunos de ellos se pueden definir como leves, otros, sin embargo, pasan la barrera de lo cívico. De hecho, en varias ocasiones han llegado a lanzar piedras contra los vehículos, han rajado sus neumáticos y algunos conductores han intentado hasta sacarlos de la carretera. La policía también afirma que una vez un hombre amenazó al supervisor de uno de los coches con un tubo de PVC.

Coches autónomos de Waymo: más de 16 millones de kilómetros a sus espaldas

El caso más grave se produjo cuando otro insensato sacó una pistola del calibre 22 para intimidar al empleado de Waymo que iba en el asiento del conductor. Al ser arrestado, el hombre alegó que detestaba los coches con tecnología autónoma desde el famoso atropello del Uber en marzo del año pasado.

El residente de Arizona Erik O’Polka ha iniciado su particular cruzada contra los Waymo. Intenta sacar de la vía a cada vehículo que ve cuando viaja a bordo de su Jeep Wrangler. Su mujer ha admitido al reputado periódico neoyorquino que ella también los ha obligado a detenerse varias veces, justo antes de que gritase a sus operarios que abandonaran su urbanización.

Por qué hay ese recelo con los coches autónomos

¿Podría haberse evitado el atropello mortal del Uber autónomo?

El profesor de la City University de Nueva York Douglas Rushkoff asegura que no es de extrañar que a muchos ciudadanos les molesten las pruebas de estos automóviles en calles locales: “Hay una creciente sensación de que las corporaciones gigantescas que utilizan tecnologías sin conductor no tienen en mente nuestros mejores intereses. Solo piense en los humanos que van dentro de estos vehículos, que esencialmente están entrenando la inteligencia artificial que los reemplazará el día de mañana”, argumenta.

Aparte de eso, la incertidumbre más importante que acecha a estos coches es la seguridad. Todavía hay mucha gente que no confía en la toma de decisiones de estos sistemas. A este respecto, la portavoz de Waymo, Alexis Georgeson, garantiza que la seguridad es el núcleo de todo lo que hacen. “Esto significa que mantener a nuestros conductores, a nuestros pasajeros y al público en general es nuestra principal prioridad”, dice. Veremos cuánto tardan en convencer de eso a toda la sociedad.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche