Los ciudadanos americanos hacen cola para reservar el nuevo Tesla Model 3

Los ciudadanos americanos hacen cola para reservar el nuevo Tesla Model 3

Las imágenes sorprenden debido al funcionamiento de la industria americana, en la que los encargos son muy reducidos. Allí, al contrario que en Europa, el stock es fundamental.

Podríamos pensar que lo que vemos en la imagen es la cola para comprar el nuevo iPhone, por ejemplo, o los momentos previos a la apertura de una tienda durante el Black Friday. Pero no. Son norteamericanos esperando para pagar la entrada del nuevo Tesla Model 3, un vehículo que no llegará al mercado hasta dentro de 18 meses. Ya hay en torno a 275.000 encargos.

¿Qué locura es esta? Pensaréis. Más alucinados están los analistas del sector en Estados Unidos, acostumbrados a una industria muy diferente a la europea: mientras que aquí más del 50% de los coches se compran por encargo, en el país norteamericano el stock tiene una grandísima importancia.

Por tanto, Tesla ha llegado para cambiar el mercado automovilístico estadounidense y lo hace sin apenas gasto en publicidad. Algo parecido a lo que hizo Zara durante su época de apogeo… Y lo hace en un momento en el que los fabricantes de Estados Unidos tienen su mayor stock de automóviles (3,8 millones) desde junio de 2006.

Sin duda, lo que ha conseguido Tesla es lo que muchos fabricantes llevan intentando implantar en Estados Unidos desde hace años sin éxito. Esto se debe a que el sistema europeo permite que los concesionarios pequeños no estén saturados, así como las zonas de almacenaje. La producción, además, tiene menos riesgo, ya que con este método se puede ajustar la producción a la demanda.

El caso de Tesla es sorprendente por el tiempo que los compradores tendrán que esperar para adquirir su nuevo Model 3. Mientras que los norteamericanos se niegan a esperar entre 4 y 8 semanas para recibir un coche hecho a su gusto, no les parece importar esperar 18 meses hasta la llegada del nuevo modelo de la marca liderada por Elon Musk.

De hecho, una marca como Mini, que añade muchos elementos personalizables en sus vehículos, solo vende un 25% de coches por encargo.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba