Los aspirantes a profesor de autoescuela, indignados

"Examen imposible". Ésas eran las palabras más repetidas por el centenar de opositores a profesor de autoescuela que este jueves se concentraron en la sede de la Dirección General de Tráfico (DGT) para exigir una explicación.

Entre las preguntas de examen figuraban algunas del tipo “a qué velocidad circula una calesa, en cuánto tiempo pasan los efectos del LSD o cuánto combustible se consume al circular con la luces encendidas”.

“Examen imposible”. Ésas eran las palabras más repetidas por el centenar de opositores a profesor de autoescuela que este jueves se concentraron en la sede de la Dirección General de Tráfico (DGT) para exigir una explicación. Denunciaban que las preguntas del examen tipo ’test’ -el primero de las tres pruebas de la oposición- no se correspondían con el temario publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Incluso alegaron que algunas cuestiones carecían de sentido, como “a qué velocidad circula una calesa, en cuánto tiempo pasan los efectos del LSD o cuánto combustible se consume al circular con la luces encendidas”. El propio director general de Tráfico, Pere Navarro, definió las preguntas como “raras” al ser cuestionado sobre este asunto.


Pero a la escabechina de aspirantes por unas preguntas “sin sentido” -en Málaga, por ejemplo, el 99% suspendió, según el Diario Sur-, los manifestantes también denunciaron que las cuestiones del examen de los días habilitados para la prueba eran “similares” y que algunos candidatos del segundo día pudieron conocerlas con antelación debido a un chivatazo en internet. Algo que supone una “estafa en toda regla”, aseguraba uno de ellos, por lo que pidió su anulación.


En una rueda de prensa para presentar una campaña de alcohol y conducción, el propio Pere Navarro anunció que se estudiarán las reclamaciones de los afectados para buscar “un punto de equilibrio”. “La gente no se queja de vicio, hay muchas reclamaciones”, añadió. De todos modos, fuentes de la DGT reconocieron que este año se ha profundizado en la educación vial y por ello ha habido cuestiones en el examen “que no esperaban”.


Algunas preguntas han sido extraídas de un manual editado por Tráfico en 2007, en donde se incluyen las últimas normativas europeas en educación vial.


Algunas quejas se fundamentaban en que la prueba nada tenía que ver con lo estudiado en la academia y mucho lamentaban haber tenido que pagar 1.200 euros por un temario del que no hubo ni rastro. Al examen se presentaron unas 30.000 personas y los resultados se conocerán en las próximas semanas. Los opositores avanzaron que harán más movilizaciones.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba