Noticia

Los adhesivos ganan terreno a la soldadura para crear coches más ligeros

2 fotos

Ampliar

11 de junio, 2013

La necesidad de reducir el peso de los coches para mejorar los datos de consumo y emisiones obliga a los fabricantes a emplear el aluminio y otros materiales más ligeros. La imposibilidad de soldarlos convierte a los adhesivos en la mejor solución.

Construir automóviles más ligeros ha sido siempre uno de los objetivos principales de los fabricantes de coches, debido a las numerosas ventajas que ello supone. En la consecución de este propósito, materiales como el aluminio y otros compuestos de reciente creación adquieren un protagonismo especial. Sin embargo, el impedimiento de utilizar la tradicional soldadura para su unión ha provocado que las firmas comiencen a emplear adhesivos de alta resistencia para su ensamblaje.

La soldadura no puede emplearse en algunos materiales.

2 fotos

Ampliar

De esta forma, sustancias similares a las utilizadas para pegar los zapatos o las cuerdas de una raqueta de tenis son cada vez más comunes en los automóviles de marcas de gama media-alta, que las emplean con frecuencia en componentes pequeños, pero también en puertas y paragolpes. Porque aunque parezca lo contrario, los fabricantes aseguran que los adhesivos garantizan una unión igual o más fuerte que la soldadura.

Los principales productores de estos adhesivos de alta resistencia ya se frotan las manos ante las previsiones de crecimiento de la demanda de un 33% en los próximos años. Y es que el endurecimiento de la normativa de emisiones de los vehículos en un futuro cercano obligará a prácticamente la totalidad de las marcas a utilizar este tipo de materiales, por lo que su uso ya no quedará restringido a coches caros o de competición.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche