Lorenzo, autoritario

El piloto español volvió a ganar saliendo desde la pole y manteniendo la carrera controlada con la única oposición de Andrea Dovizioso quien al final no pudo mantener su ritmo

El piloto español volvió a ganar saliendo desde la pole y manteniendo la carrera controlada con la única oposición de Andrea Dovizioso quien al final no pudo mantener su ritmo

Juan Antonio Lladós Brno (República Checa), 19 ago (EFE).- Jorge Lorenzo (Aprilia) volvió a ganar con autoridad, por séptima vez en lo que va de temporada al imponerse en el Gran Premio de la República Checa de 250 c.c. que se disputó en el circuito de Brno y del que se marcha con mayor ventaja en la clasificación provisional del mundial. Literalmente el campeón del mundo dominó la prueba checa desde la primera hasta la última vuelta y si bien en algunos momentos pudo notar cierta presión de su máximo rival, el italiano Andrea Dovizioso (Honda), no fue más que un mero espejismo, pues como ya hiciese en otras ocasiones, una vez se pasó el ecuador de la carrera Jorge Lorenzo cambió el ritmo y se marchó con una facilidad pasmosa en pos de un nuevo triunfo que añadir a su currículo personal, en el que cuenta por victorias todas las “pole position” que ha conseguido esta temporada. Tras él, Andrea Dovizioso se tuvo que conformar con la segunda posición, que defendió en solitario, pues el sanmarinense Alex de Angelis (Aprilia) y el finlandés Mika Kallio (KTM), que iban detrás de ellos, fueron perdiendo terreno y acabaron luchando por la tercera plaza, que fue para el finlandés al caerse en el decimoctavo giro el piloto transalpino, que pudo regresar a la pista pero sólo para ser undécimo.

El castellonense Alex Debón (Aprilia), segundo en la clasificación de entrenamientos en Brno, salió dispuesto a ejercer de lugarteniente de su compañero de equipo y campeón del mundo, Jorge Lorenzo, para restar el máximo de puntos a su rival por el título, el italiano Andrea Dovizioso (Honda), pero pronto se vio que no iba a poder ser. Ya en la salida Alex Debón se quedó clavado y perdió muchas posiciones, por lo que cuando se había cubierto la primera vuelta sólo ocupaba la duodécima plaza y en cabeza el ritmo que se imprimió fue muy alto, lo que obligaba al piloto de la Vall d“Uxó a tirar fuerte para intentar recuperar algo de terreno. Al mismo ritmo que marchaban los pilotos de delante, Debón consiguió llegar hasta la octava plaza, pero el ritmo era muy fuerte y la presión también, lo que le hizo cometer un error cuando se había cumplido el décimo giro, en el que Jorge Lorenzo marcó su primera vuelta récord de la pista, que le hizo rodar por los suelos y tener que abandonar la carrera.

No obstante, dio la impresión de que Jorge Lorenzo no iba a tener muchos problemas para controlar a Dovizioso, quien inicialmente aguantó muy bien la presión, pero luego se fue quedando rezagado, cuando los neumáticos comenzaron a notar el esfuerzo realizado y ahí se acabó la carrera. Con las plazas de podio resueltas, el interés se centró en saber cómo se resolvería el duelo entre los españoles Héctor Barberá y Alvaro Bautista, ambos sobre Aprilia, que lucharon por la cuarta plaza, que acabó siendo para el valenciano en detrimento del de Talavera de la Reina. Julián Simón (Honda), no pudo entrar en la lucha con los hombres de cabeza pero se mantuvo a un ritmo constante en el segundo grupo para garantizarse la octava posición. Como Simón, también acabaron en los puntos después de una carrera muy regular y luchando en un grupo de hasta seis pilotos, tanto Aleix Espargaró como Efrén Vázquez, quienes colocaron sus Aprilia del equipo Blusens BQR en la decimotercera y decimoquinta plaza.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba