Noticia

¿Llegaremos a conducir el Toyota i-Road?

4 fotos

Ampliar

19 de septiembre, 2016

Arranca, en Japón, la la segunda ronda del proyecto Open Road, para estudiar las posibilidades de comercialización del i-ROAD. Distintos usuarios, público general y empresas, probarán varias unidades de i-ROAD durante un tiempo con el objetivo de valorar las diversas necesidades de movilidad.

Toyota ha iniciado un nuevo test para averiguar si llegaremos a conducir el Toyota i-Road. A partir del pasado 17 de septiembre de 2016, y hasta finales de marzo de 2017, Toyota Motor Corporation lanzará la segunda ronda del proyecto Open Road1, principalmente en Tokio, con la participación de otras empresas y del público en general, con vistas a desarrollar todo el potencial del vehículo eléctrico ultracompacto i-ROAD. Por cierto, la primera fase se desarrolló entre julio 2015 y julio 2016.

En el marco del proyecto Open Road, Toyota ofrecerá el i-ROAD a distintos usuarios como ‘pilotos de pruebas’ durante un tiempo determinado para valorar así las diversas necesidades de movilidad.

Llegaremos a conducir el Toyota i-Road

En la segunda ronda de Open Road, para determinar mejor las posibilidades de comercialización del i-ROAD, Toyota lo pondrá a disposición de empresas operadoras, además de usuarios generales como en la primera ronda, a fin de valorar sus necesidades y la aceptación que puede tener este vehículo eléctrico ultracompacto en el mercado. También se valorará cómo se utilizaría en entornos de uso compartido y con qué fines.

Por otra parte, igual que en la primera fase, Toyota aumentará gradualmente el número de emplazamientos donde se ofrecen servicios asociados, tales como plazas de aparcamiento exclusivas —algunas de ellas con recarga—, durante el periodo de prueba, y también desarrollará y probará otros nuevos servicios que considere oportunos. La evolución de este proyecto de validación se irá publicando periódicamente en una página web creada a tal efecto www.openroad-project.com

¿Qué opiniones hay?

Recientemente finalizada, la primera fase del proyecto Open Road supuso la selección de 96 ‘pilotos de pruebas’ entre unos 3.500 solicitantes. Estas fueron algunas de sus impresiones: “El i-ROAD es realmente práctico porque se puede aparcar en plazas muy pequeñas”. “Mi radio de desplazamiento se ha ampliado porque con el i- ROAD puedo ir fácilmente a cualquier parte”.

Gracias a esas pruebas con usuarios, Toyota espera poder estudiar las mejores formas de desarrollar productos y servicios que aprovechen los puntos fuertes del i- ROAD y abran un nuevo campo de interesantes posibilidades para la movilidad.

Y tú, a la vista de este artículo, ¿qué opinas del Toyota i-Road?

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche