Noticia

Llamazares pide que las autopistas de peaje en las que se apaguen las luces reduzcan su precio

Ampliar

01 de enero, 2013

Gaspar Llamazares pide que en vez de quitar luz en las carreteras se busquen sistemas de iluminación más eficientes. Además, acusa al Gobierno de implantar en su día más farolas alegando mayor seguridad y afirmar ahora que apagarlas no deriva en un aumento de los accidentes.

El diputado de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) por Asturias, Gaspar Llamazares, ha pedido al Gobierno que obligue a las empresas concesionarias de autopistas en las que se apague la iluminación durante las noches a reducir el precio de los peajes que pagan los ciudadanos, y que explore la posibilidad de instalar sistemas de iluminación más eficientes que permitan ahorrar a la par que se mantiene la seguridad en la red de carreteras.

Llamazares asegura que el Ministerio de Fomento ha desconectado farolas en la red de carreteras del Estado para recortar el coste de la iluminación, que en 2010 supuso un gasto de 25 millones de euros. Esta decisión, que se guía por criterios puramente económicos según el diputado, conlleva sin embargo un aumento del riesgo para los conductores que el Ejecutivo «no tiene el coraje» de reconocer.

Por eso, el diputado asturiano pregunta al Gobierno por la «razón principal» que ha llevado a esta medida, y en qué estudios se ha basado para tomar la «drástica decisión» de apagar todas las farolas. «¿Piensa proceder a la realización de este tipo de estudios? ¿Piensa realizar un seguimiento de la evolución de la siniestralidad nocturna en los tramos en los que se suprime la iluminación y, si así se justifica, proceder a su eventual restablecimiento en el plazo de un año?», inquiere.

Iluminación en carretera: ¿elemento necesario o complementario?

Además, el diputado señala que los argumentos esgrimidos por el Ejecutivo para justificar esta decisión se centran en que «la iluminación no es un elemento necesario» sino «una mejora de la red que debe de estar sometida a las disponibilidades presupuestarias» y que «no existen datos que demuestren la existencia de una relación entre la oscuridad de las carreteras y los accidentes«.

«Es curioso que cuando, hace años, se implantaron farolas en las carreteras, el Gobierno esgrimió el argumento de que la iluminación incrementaría la seguridad, y ahora se pretenda esgrimir el mismo argumento para apagarlas. Pero el Gobierno no tiene el coraje de reconocer que apaga farolas por razones puramente económicas. Todo ello con la paradoja de que la Unión Europea obliga a mantener encendidos los faros de posición durante el día», añade.

Además, Llamazares propone revisar los contratos de las empresas propietarias o gestoras de autopistas de peaje para reducir el coste que pagan los usuarios en aquellos casos donde la carretera no tenga iluminación nocturna.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche