Llamada a revisión

Algunos modelos podrían tener un defecto en el acelerador.

Toyota Motor Europa ha anunciado hoy una llamada a revisión de 8 de los modelos que Toyota comercializa en Europa, para solucionar un posible defecto en el pedal del acelerador. Los modelos involucrados y el periodo de fabricación son los siguientes:


AYGO: febrero 2005 – agosto 2009
iQ: noviembre 2008 – noviembre 2009
Yaris: noviembre 2005 – septiembre 2009
Auris: octubre 2006 – 5 enero 2010
Corolla: octubre 2006- diciembre 2009
Verso: febrero 2009 – 5 Enero 2010
Avensis: noviembre 2008 –diciembre 2009
RAV4: noviembre 2005 – noviembre 2009


El numero exacto de unidades afectadas está siendo investigado pero puede llegar a la cifra de 1,8 millones de vehículos en Europa. Los modelos de Lexus o cualquier otro modelo de Toyota no especificado no están afectados por esta llamada.


“Siguiendo la política de Toyota, el cliente siempre es lo primero en cualquier circunstancia.”, ha dicho Tadashi Arashima, Presidente y CEO de Toyota Motor Europe. “Entendemos, que la situación actual está creando incertidumbre y lo sentimos profundamente. También queremos tranquilizar a los clientes: el potencial defecto del pedal de acelerador solo ha ocurrido en ocasiones muy aisladas. La acción anunciada, es una medida preventiva con el objetivo de garantizar el más alto estándar de seguridad a todos los clientes.”


Para los vehículos afectados, existe una posibilidad de que el mecanismo del pedal de acelerador pueda, en raras circunstancias, quedarse mecánicamente atascado en una posición presionada o regresar lentamente a su posición original.


Este posible defecto puede estar causado por un desgaste en el mecanismo del pedal del acelerador. El progresivo uso combinado con ciertas condiciones climatológicas, pueden causar fricción en el mecanismo hasta incrementar intermitentemente el resultado del pedal del acelerador, volviéndose más duro cuando se presiona, más lento cuando retorna a su posición inicial o quedarse atascado parcialmente en una posición.


Toyota ha identificado una solución a este defecto y está actualmente investigando para llegar a la evaluación final y confirmación del procedimiento. Tan pronto como las contramedidas estén confirmadas, Toyota comunicará a todos los clientes y otras partes involucradas los detalles de la acción correctiva y la implementación del procedimiento.


Un cambio en la producción, utilizando diferentes componentes ha sido ya implementado para cada caso particular en cada uno de los modelos que se comercializan en Europa, como parte de la política de mejora continua de la calidad de Toyota. Por lo tanto, Toyota no contempla parar la producción en Europa.


Sólo se ha detectado un número limitado de incidentes en Europa y Toyota Motor Europe no tiene notificación de ningún accidente como resultado de este posible defecto.


Toyota esta haciendo un gran esfuerzo  para dar una solución a nuestros clientes de la forma más rápida posible. En España, Toyota ha detectado que pueden estar afectadas, en una primera estimación, entre 140.000 y 145.000 unidades de los modelos y producciones indicadas. Estas unidades seguirán el procedimiento habitual  de comunicación al cliente y posterior revisión. Asimismo, y desde 2005 sólo se han detectado 6 incidencias, con un funcionamiento no correcto del pedal del acelerador que fueron satisfactoriamente solucionadas.


Desde Toyota España se quiere transmitir un mensaje de tranquilidad y transparencia a todos los Clientes que puedan estar afectados, para que contacten con el Departamento de Atención al Cliente más cercano y recibir la información y asistencia precisas.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba