Noticia

Nuevo limpiaparabrisas de Tesla

2 fotos

Ampliar

12 de septiembre, 2019

Hace 116 años que una mujer inventó los limpiaparabrisas. Ahora parece que Tesla quiere dejar por fin obsoleto uno de los elementos que menos ha evolucionado en los automóviles. Así es el limpiaparabrisas magnético de Tesla.

En noviembre de 1903 la oficina de patentes otorgaba a Mary Anderson el registro de su nuevo invento: el limpiaparabrisas para automóviles. Aunque la profesión de la señora Anderson no tenía nada que ver con los coches ni con la tecnología (era promotora inmoviliaria), su ingenio fue tan grande como para que su diseño apenas haya variado en más de un siglo de historia.

Hay dos cosas en los coches que no pueden ser más anacrónicas. Tenemos automóviles con sistemas de conducción autónoma, modernos motores, frenos, suspensiones inteligentes… pero cuando nos da el sol de cara seguimos bajando un parasol que no puede ser más arcaico y cuando el parabrisas se moja usamos un sistema antediluviano, nunca mejor dicho.

Puede interesarte: cosas con más de 100 años que nos venden como novedades en los coches

Sí, el material de las escobillas ha mejorado mucho y ahora tenemos modernos sensores que adaptan la frecuencia de barrido automáticamente a la cantidad de lluvia, pero el mecanismo del limpiaparabrisas sigue siendo básicamente el mismo que ideó Mary Anderson en 1903.

Todo esto podría cambiar a partir de ahora si el nuevo invento de Tesla realmente funciona tan bien como prometen.

Cómo es el nuevo limpiaparabrisas electro magnético de Tesla

El limpiaparabrisas de Tesla promete ser más eficiente y aerodinámico.

2 fotos

Ampliar

Honestamente, el invento de Tesla tampoco rompe tanto con lo que ya conocemos. A diferencia de otras patentes como las cortinas de aire a presión que evitan que caigan las gotas de lluvia en el cristal (un invento presentado por Mercedes hace dos décadas y que no ha llegado a las carreteras) que eliminan las propias escobillas, el limpiaparabrisas de Tesla lo que cambia es cómo se desplaza y fija al cristal la escobilla, pero ésta sigue existiendo y es su barrido lo que limpia el vidrio.

Lo que hace Tesla es eliminar el motor eléctrico y las levas y bieletas que convierten el movimiento giratorio del motor eléctrico en el hipnótico vaivén de las escobillas. En su lugar, un sistema electromagnético desplaza horizontalmente de un extremo a otro del parabrisas una escobilla vertical.

La gran ventaja de este sistema es que limpia la superficie completa del parabrisas, en lugar de dejar zonas sin barrer como sucede con los mecanismos actuales. Esto conlleva otra ventaja aerodinámica y es que la escobilla vertical opone menos resistencia al aire que cuando ésta está horizontal o inclinada en el recorrido de barrido que ejecuta en la actualidad.

Además, la escobilla queda oculta en reposo y protegida de la radiación solar y los gamberros.

Tesla anuncia que su patente mejora la seguridad al limpiar por completo el parabrisas y no dejar ángulos muertos y que, además, este sistema es más eficiente desde el punto de vista energético. No sólo ahorra energía al mejorar la aerodinámica, también consume menos electricidad para generar el movimiento de la escobilla mediante el dispositivo electromagnético.

Por ahora es un ejercicio teórico y no hay ningún modelo operativo, pero Tesla ya ha registrado la patente de este sistema electromagnético de limpiaparabrisas.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche