Noticia

Límites de velocidad en España, ¿deben subirse?

5 fotos

Ampliar

09 de abril, 2015

Esta primavera entran en vigor los cambios propuestos en la Ley de Tráfico y Seguridad Vial sobre los límites de velocidad en España. Por esta razón, el DUCIT ha elaborado un estudio en el que ha preguntado a los conductores si están de acuerdo con los cambios propuestos.

En la primavera de 2014, la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial abría la posibilidad de modificar los límites de velocidad en España, aumentándolos o bajándolos, según los casos. Este anuncio generó un gran debate con opiniones encontradas entre los diferentes agentes sociales. En este sentido, el Observatorio Español de Conductores (DUCIT), elaborado por el Real Automóvil Club de España (RACE), ha preguntado a los conductores españoles qué opinan al respecto.

La respuesta por parte de los conductores no podía ser más clara: un  80% de los usuarios están a favor de subir los límites de velocidad en España. De acuerdo con la encuesta realizada por DUCIT, el 81,2% de los conductores españoles está a favor del aumento de la velocidad en las autopistas, mientras que un 79,8% apoya el incremento en las autovías. En ese sentido, el 67,5% no cree que el aumento de la velocidad suponga un mayor número de accidentes en las carreteras.

Por otro lado, el 49,5% de los participantes del estudio han rechazado la reducción de los límites de velocidad en España a 90 kilómetros por hora en vías convencionales, una reglamentación que también regirá a partir de esta primavera. Incluso, el 45,5% no cree que esta disminución incida en la reducción de accidentes. Además, el director de Seguridad Vial de RACE, Tomás Santa Cecilia, mostró un cuadro en el que se señalaba que aproximadamente un 80% de los accidentes con víctimas se produjeron cuando el coche circulaba a velocidades de entre 50 y 80 km/h, es decir, dentro de los límites legales.

Carlos Lanza, director del DUCIT, destacó el “grado de madurez” de los conductores españoles, ya que la encuesta también refleja que el 57% de los conductores está de acuerdo en disminuir el límite a 110 kilómetros por hora ante casos de climatología adversa, lo que supone que “no es una opinión indiscriminada a favor de la subida, sea en las condiciones que sea”. Además, el 50,1% considera que potenciar el uso de las autopistas de peaje podría bajar la siniestralidad en vías convencionales de doble sentido.

Debate sobre los límites de velocidad en España

Los resultados de este estudio se han presentado durante el I Foro Ducit-Race sobre estos cambios de velocidad en el que han participado el director de DUCIT y también director corporativo de RACE, Carlos Lanza; la directora de la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (Aesleme), Mar Cogollos; el subdirector de movilidad de la DGT, Jaime Moreno; el director general de la Asociación Española de la Carretera, Jacobo Díaz; el presidente de la Fundación para la Seguridad Vial, Luis Montoro; el portavoz de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, David Barrientos; y el director de Seguridad Vial de RACE, Tomás Santa Cecilia.

Durante el debate, Lanza ha señalado que el aumento de la velocidad máxima en las carreteras poco tiene que ver con la cantidad de accidentes automovilísticos. Para reforzar su teoría, se ha valido de un cuadro que revelaba que entre los diez países de la Unión Europea con mayor número de siniestralidades, seis tienen límites de 120 kilómetros por hora o menos.

Por su parte, Cogollos ha asegurado que el 36% de los accidentes de coches se producen por salidas de carreteras, y “a mayor velocidad, una salida tendrá consecuencias más graves”. Además, señaló su preocupación porque la subida de 130 km/h se traduzca en realidad en un aumento cercano a los 140 km/h, velocidad en la que saltaría el radar.

Asimismo, Díaz ha dicho que es muy importante regular las velocidades en consideración con el estado de la carretera. “No es un problema de velocidad excesiva, sino de velocidad inadecuada. Velocidad excesiva es ir por encima del límite de velocidad, pero velocidad inadecuada es conducir a una velocidad inapropiada para esa zona”, ha argumentado. El factor de riesgo “no deriva de la velocidad a la que se circule, sino de la velocidad del conjunto de vehículos que circulan en dicho momento”, añadió.

Por su parte, Montoro ha indicado que el secreto es intentar compaginar la velocidad con la seguridad. “La subida del límite en algunos tramos es una medida que no ha sido estudiada para afirmar que no llevará riesgos. Cualquier problema que haya, la velocidad lo complica. El accidente solo se puede evitar con la anticipación, y a mayor velocidad, menor el tiempo de reacción”.

Por otra parte, Santa Cecilia ha mostrado varios cuadros que demuestran que, en varios de los países en los que se incrementó el límite de velocidad, la cantidad de accidentes ha disminuido con el pasar de los años y valoró de manera muy positiva que por primera vez se hable de “criterios objetivos” como es “la gestión variable de la velocidad”, que tiene en cuenta las condiciones de la vía.

Finalmente, todos los participantes del foro han coincidido en la importancia de desarrollar una campaña de concienciación para los conductores, con el fin de disminuir la cantidad de accidentes.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Pedro Miralles

    130 km/h ya, pero no en determinadas circunstancias, siempre y en todos los kilómetros de autopista y autovía. Ahora, a 120 km/h si se pone a granizar obviamente reduzco la velocidad

  • Julio Dopazo Fernandez

    Por favor: Rogaría no engañen al personal, ni intenten confundir.
    En Alemania, en las autopistas ( Autobahn ) NO hay limites de velocidad ( exceptuando por razones de seguridad, cercano a poblaciones curvas muy cerradas, obras o trafico muy denso, etc) ¿ Porque no dicen que con un parque que dobla a España, se tienen menos de la mitad de accidentes mortales ?
    La velocidad, si no hay alguna señal que lo indique ES LIBRE

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche