Noticia

Limitar la velocidad a 90 km/h reduciría la siniestralidad

Ampliar

09 de enero, 2015

La reducción del límite de velocidad a 90 km/h en carreteras secundarias permitiría un descenso de la siniestralidad en este tipo de vías, según la Fundacion Pons. Para conseguirlo, propone la puesta en marcha de la “Estrategia Integral de la Carretera Convencional 2015‐2020” entre Administración y agentes sectoriales.

Tras analizar las cifras de siniestralidad del año 2014, la Fundación Pons ha presentado un informe en el que pone de manifiesto la necesidad de acometer una “Estrategia Integral de la Carretera Convencional 2015 – 2020”, con el objetivo de lograr un descenso en el número de víctimas mortales.

Ramon Ledesma, asesor de Pons Seguridad Vial, señala en su informe el protagonismo de las vías secundarias en las cifras de siniestralidad. En 2013, de los 1.134 fallecidos, 272 se produjeron en autopistas y autovías y 862 en carreteras convencionales. En 2014, 237 tuvieron lugar en las primeras (‐13%) y 894 en las segundas (+4%).

Para Pons, en esa “Estrategia Integral” deberían estar involucrados todos los agentes implicados, como son por ejemplo los titulares de la vía, las asociaciones de usuarios, los fabricantes de vehículos y las administraciones competentes en la vigilancia y disciplina del tráfico, entre otros.

Según apunta el informe, la reducción del límite de velocidad a 90 km/h en vías secundarias conllevaría un descenso de hasta el 20% en el número de fallecidos. Además, este nuevo límite de velocidad tendría una importante serie de ventajas:

  • Incremento del control del vehículo en caso de conflicto.
  • Consecuencias menos lesivas en caso de accidente.
  • Incremento de la percepción del riesgo.
  • Fomentar de manera indirecta el uso de autopistas de gran capacidad.

Además, el límite de 100 km/h en carreteras secundarias supone una anomalía normativa; surgió como una excepcionalidad en el Reglamento de Circulación de 1992, según señala el informe. Para Ledesma, “debemos eliminarlo si queremos que España se mantenga como referencia en Seguridad Vial en el mundo”.

Desde la Fundación Pons comentan que en Europa sólo Alemania y Austria tienen establecido un límite de 100 km/h en vías convencionales, mientras que en el resto de países europeos, por regla general, los límites están establecidos entre 70 y 90 km/h. De los cuatro países con mejor índice de siniestralidad vial que España, Suecia tiene establecido un límite de 70 km/h, el de Reino Unido se encuentra en 96 km/h, mientras que Dinamarca y Holanda lo tienen establecido en 80 km/h.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche