Noticia

Lexus UX, el primer coche tatuado

3 fotos

Ampliar

03 de abril, 2020

Lexus, en colaboración con una de las mejores tatuadoras del Reino Unido, ha realizado, sobre la base del Lexus UX. el primer coche con tatuaje del mundo.

Las marcas de coches ponen toda su imaginación a trabajar para idear coches que atraigan la atención del público y que, al mismo tiempo, establezcan conexiones con artes tan dispares como con la música, la pintura e, incluso, el mundo de los tatuajes.

Esto es lo que ha hecho Lexus, que ha unido sus fuerzas con una de las tatuadoras más reconocidas del Reino Unido para crear una versión totalmente única de su crossover compacto, el Lexus UX.

Rolls-Royce Phantom Art Car: ¿obra de arte o crimen?

Claudia De Sabe ha utilizado en esta ocasión un Lexus UX totalmente en blanco como si fuera la piel de una persona y con la ayuda de un taladro Dremel, en lugar de la habitual aguja fina para tatuajes, ha creado un diseño que cubre toda la carrocería del SUV japonés.

Queriendo respetar los orígenes del coche y de la marca, De Sabe ha usado un concepto conocido como “carpa koi”, un motivo típico del arte tradicional japonés, que representa cualidades como la buena suerte y la perseverancia frente a las adversidades y las dificultades.

Claudia De Sabe trabajando sobre el Lexus UX

“Cuando tatúas a una persona, tienes que tener en cuenta los músculos y los tejidos bajo la piel. Con el Lexus UX, era importante tener en cuenta la manera en que la carrocería cambiaba de forma sobre la estructura”, explica la tatuadora que, para realizar su trabajo, ha contado con la colaboración de su marido, de origen japonés.

Prueba a fondo del Lexus UX

Utilizando el taladro Dremel, De Sabe retiró la pintura de la carrocería para dejar vista la chapa metálica. Posteriormente, tras crear el patrón de diseño, aplicó a mano los cinco litros de pintura específica para resaltar los detalles. Finalmente, le dio un baño de oro para añadir unas notas de luz y otorgar al diseño un efecto 3D más potente, y, como colofón,  usó una capa de barniz protector para que pudiera circular por la vía pública.

Valorado en 130.000 euros

Todo el proceso tardó seis meses en completarse, mientras lo que es propiamente el “tatuaje” se llevó a cabo en cinco jornadas de ocho horas de trabajo que, según la tatuadora, exigía de bastante precisión y una labor físicamente exigente.

El UX tatuado no tiene precio de venta, pero se calcula que el trabajo a medida podría otorgarle un valor por encima de 130.000 €.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche