Noticia

Las víctimas, opuestas a subir la velocidad a 140 km/h y ser moneda de cambio

2 fotos

Ampliar

29 de noviembre, 2012

Las asociaciones de víctimas se han mostrado contrarias a la propuesta del PP de aumentar la velocidad en las autopistas de peaje ya que, según éstas, provocarían un aumento del número de accidentes.

Nueve asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico han reiterado su oposición a la propuesta del PP de subir a 140 kilómetros por hora la velocidad máxima en autopistas de peaje y han dejado claro que no quieren ser «moneda de cambio» para medidas de reactivación económica.

«No hay moneda de cambio válida para una vida humana», aseguran las víctimas en un comunicado, en el que expresan su preocupación por el hecho de que un tema como la subida de velocidad, que propone el diputado del PP Francisco Vañó, «aún se debata y que se trate tan a la ligera».

Para las víctimas, a más velocidad más accidentes.

2 fotos

Ampliar

Recuerdan que el argumento del PP es que ese aumento puede contribuir a un mayor uso de este tipo de vías y consideran «legítimo, incluso necesario para la actual economía, proponer medidas que incentiven la productividad y ayuden a las empresas, pero no a costa de vidas humanas, no a costa de la salud de un número indeterminado de usuarios».

La relación entre los accidentes y la velocidad

Según las asociaciones, en España casi el 20% de los siniestros se relacionan con la velocidad y el 30% si se trata de los accidentes mortales.

Además, en países como Estados Unidos, Australia y Dinamarca, donde se subió la velocidad, el número de fallecidos aumentó entre un 15 y un 20%, mientras que en Suiza o Inglaterra, donde se bajó ese límite, la cifra descendió un 12 y un 19%, respectivamente.

Subrayan también que a partir de 130 kilómetros por hora se produce lo que los expertos denominan un «cataclismo perceptivo» o efecto túnel, que supone que el campo visual se reduce progresivamente hasta llegar a un ángulo de visión de sólo 30 grados. La velocidad «agrava las consecuencias de los accidentes y reduce el tiempo de reacción ante un imprevisto o un despiste, agravando también el fallo humano», recalcan.

Otros estudios, como el de European Transport Safety Council (ETSC), indican que ampliar el límite de velocidad en tan solo un 1 km/h supone un aumento de un 3% de los accidentes de tráfico. Por el contrario, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) asegura que bajar un 5% la velocidad podría reducir un 20% los siniestros mortales

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche