Noticia

Las ventas de coches en España caen en marzo

Ampliar

02 de abril, 2012

Las matriculaciones de automóviles en el mercado español se situaron en 204.119 unidades durante los tres primeros meses de 2012, lo que supone una disminución del 1,9% en comparación con las cifras del mismo período del año anterior.

Durante marzo, las entregas de automóviles en España alcanzaron un volumen de 84.427 unidades, lo que se traduce en una reducción del 4,5% si se compara con las cifras del mismo mes en 2011. De esta forma, las matriculaciones en el mercado nacional vuelven a caer tras la bajada del 2,1% experimentada en febrero y continúan con la senda del descenso, tras el leve repunte experimentado durante el primer mes de 2012.

Por canales de venta, el segmento de particulares registró una disminución del 6,7% en los tres primeros meses del año, con 87.641 unidades, mientras que en marzo, las entregas alcanzaron 31.854 unidades y acumularon 21 meses consecutivos de caída, con un retroceso del 13,5%.

Las ventas al canal de empresas se situaron en 61.163 coches entre enero y marzo, lo que representa un descenso del 8,9%, mientras que en marzo esta cifra disminuyó un 11,9%, hasta alcanzar 22.826 unidades. En los tres primeros meses del presente ejercicio se matricularon en España 55.315 vehículos para empresas alquiladoras, un 17,5% más que en el mismo período de 2011, mientras que en marzo experimentaron un incremento del 15,9%, como consecuencia de la Semana Santa, y se situaron casi en niveles del segmento particular.

El sector del automóvil se desploma

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), Juan Antonio Sánchez Torres, ha alertado de que la amenaza de posibles nuevas subidas de impuestos al sector del automóvil está generando un clima de desconfianza que acabará por dañar los ingresos de más de 25.000 millones que aporta a las arcas públicas vía gravámenes.

Sánchez Torres, que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y a 3.000 compraventas, explicó que esta amenaza fiscal que parece acechar siempre al automóvil es especialmente inoportuna: hay que tener en cuenta su coincidencia en el tiempo con la crisis económica y la caída del consumo, que ya han deprimido las matriculaciones más de un 50% en los cuatro últimos años, con una previsión inferior a las 800.000 unidades para este ejercicio.

También los vehículos diésel, empleados por siete de cada diez españoles, se encuentran actualmente en el punto de mira de una posible subida de los impuestos de matriculación y circulación cuando se revise la actual Ley de Calidad del Aire, a pesar de que todo el sector coincide en que el mejor camino para reducir las emisiones sería fomentar la renovación del parque mediante un plan de subvenciones con retorno.

Una medida de este tipo no sólo sacaría del mercado los coches con más emisiones -el 20% más antiguo del parque responde del 80% de la contaminación-, sino que además compensaría con creces su coste para la Administración gracias a la recaudación adicional por IVA, impuesto de Matriculación (en su caso) y otros gravámenes especiales.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche