Noticia

Las ventas de coches crecerán si se mantiene el PIVE

Ampliar

20 de diciembre, 2013

Las matriculaciones de automóviles registrarán el próximo año un repunte del orden del 7,5%, hasta situarse en unas 774.000 unidades, en caso de que el Gobierno decida mantener el Plan PIVE de incentivos a la compra de coches, según el último estudio Situación Consumo de BBVA Research.

El informe apunta que las ventas de coches cerrarán este año con un volumen de unas 720.000 unidades, lo que representa un aumento del 3,1% respecto a 2012, gracias principalmente a los planes PIVE.

En caso de que el Gobierno decida no prorrogar el PIVE, cuya cuarta edición ha agotado su presupuesto de 70 millones de euros, se estima que la mejora en la renta per cápita, en el precio de los carburantes, en la tasa de desempleo y en los tipos de interés al consumo podrían compensar el efecto contractivo derivado de la finalización de los planes de incentivos.

El estudio constata que, a pesar de los efectos positivos del PIVE, el parque de turismos ha continuado envejeciendo. De esta forma, el porcentaje de turismos con más de diez años de antigüedad ha subido en 8,5 puntos porcentuales y supone ya el 52,3% del parque total, lo que equivale a 11,6 millones de vehículos.

Por otro lado, se revela que la puesta en marcha de los planes PIVE en octubre de 2012 ha permitido compensar el efecto negativo sobre el mercado automovilístico derivado de la subida del IVA del 18% al 21% en septiembre del pasado año.

Mejora el acceso al crédito

En cuanto a la financiación, el informe pone de manifiesto que la concesión de créditos tanto a los concesionarios como a los particulares creció en el tercer trimestre del año, gracias también en buena medida al impulso generado por el PIVE.

Así, la financiación de ‘stocks’ a los concesionarios creció por primera vez desde mediados de 2010, con una subida del 1,4%, mientras que la financiación para la adquisición de vehículos por parte de empresas y particulares subió un 3,3%, el segundo aumento consecutivo.

Por apartados, los préstamos a particulares para comprar coches nuevos subieron un 14,1% y los créditos a empresas para adquirir turismos usados se incrementaron en un 20,3%. Por contra, bajó un 13,6% la financiación de coches para empresas y se redujo un 14,1% la de automóviles usados para particulares.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche