Las salidas de vía y las colisiones frontales, principal causa de mortalidad

Las salidas de vía y las colisiones frontales, principal causa de mortalidad

Las salidas de carretera y las colisiones frontales son los tipos de accidentes que más vidas se han cobrado en el año 2017. El consumo de alcohol, las distracciones o el exceso de velocidad son factores concurrentes en la mayoría de casos.

En el pasado año, 1.103 personas perdieron la vida en carreteras convencionales, siendo las vías interurbanas las que se han cobrado el 77% de estas vidas. Un informe realizado por el Observatorio Nacional de Seguridad Vial pone de manifiesto cuáles son los accidentes que causas más muertes. La mayoría de estos accidentes han sido motivados por distracciones, exceso de velocidad o consumo de alcohol y drogas.

Te puede interesar: Cero muertes en carretera ¿Cómo lograrlo?

El accidente mortal que se produce con más frecuencia es la salida de vía con un solo vehículo implicado (manera en la que murieron 367 personas en 2017). La velocidad excesiva o inadecuada ha sido señalada como un factor presente en, al menos, la mitad de los casos. Otro dato destacable es que el 47% de los conductores implicados superaban la tasa permitida de alcoholemia o habían consumido drogas.

Los accidentes en vías interurbanas se cobran el 77% de las muertes
Los accidentes en vías interurbanas se cobran el 77% de las muertes
Ampliar

Las colisiones frontales y fronto-laterales suelen ser los accidentes más graves

Las colisiones frontales son el segundo de los accidentes mortales más frecuentes, ya que en 2017 supusieron 285 fallecidos. En siete de cada diez accidentes de este tipo, la causa fue la invasión del carril contrario por parte de uno de los conductores, mientras que en uno de cada diez un adelantamiento antirreglamentario tuvo la culpa. Los factores más presentes en este tipo de accidentes fueron el consumo de alcohol y/o drogas (42% de los casos), la distracción (36%), el cansancio o sueño (22%) y la velocidad inadecuada (19%).

Otro de los accidentes graves más frecuentes son las colisiones fronto-laterales (típicas de las intresecciones), que se cobraron 149 muertos en el pasado ejercicio. El incumplimiento de las señalizaciones es el factor determinante en el 44% de los casos, mientras que las distracciones y la velocidad inadecuada intervienen en 32 de cada 100 accidentes de este tipo.

Si se separan las víctimas por el tipo de vehículo, de las 1.013 personas fallecidas en carreteras convencionales, 567 viajaban en turismos, 189 en motocicletas, 64 en furgonetas y 48 en bicicleta. Por último, 54 peatones perdieron la vida en atropellos (28 de ellos se produjeron de noche).

Otro dato es que la gravedad media de los accidentes producidos en carreteras convencionales ha aumentado en los últimos años. El índice de letalidad ha aumentado en un 13% entre 2013 y 2017, pasando de 2,4 a 2,7 fallecidos por cada 100 víctimas de accidentes. El aumento ha sido de un 30% en las colisiones frontales y de un 35% en las salidas de vía.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba