Las medidas de Renault para adaptarse al futuro protocolo de emisiones

Las medidas de Renault para adaptarse al futuro protocolo de emisiones

La marca francesa ampliará el ámbito de funcionamiento de los sistemas EGR y reforzará el pilotaje de la NOx trap. De este modo, la marca quiere prepararse para la futura normativa Euro 6d.

El Grupo Renault ha puesto en marcha dos planes para mejorar el control de sus sistemas anticontaminación. De este modo, la marca quiere controlar de manera más precisa todas las emisiones que generan sus vehículos.

La primera medida que llevará a cabo fabricante francés será ampliar el ámbito de funcionamiento de los sistemas EGR, un elemento fundamental para reducir los óxidos de nitrógeno. Gracias a los estudios realizados desde el pasado julio, la marca puede duplicar el espectro de temperatura de funcionamiento de estos sistemas, manteniendo la seguridad del motor.

Por otro lado, la marca trabajará en reforzar el pilotaje de la NOx trap, un sistema que complementa a la EGR y sirve para almacenar y tratar los óxidos de nitrógeno. Estas dos medidas permitirá reducir a la mitad el número de NOx.

Estas evoluciones estarán instaladas en los futuros motores diésel Euro 6b y se irán integrando en la gama a partir de julio de 2016. Estas mejoras se pueden instalar a coste cero en los actuales motores Euro 6b a través de la Red Renault. Los clientes que puedan hacerlo serán informados con una carta.

Con estas medidas, el Grupo Renault quiere adelantarse a la futura norma  Euro 6d, que basará el valor de la emisiones a través del protocolo RDE (Real Driving Emissions).

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba