Noticia

Las matriculaciones caen un 51,5% en enero, el peor dato desde 1989

2 fotos

Ampliar

01 de febrero, 2021

Las restricciones por el Coivd-19, el bloqueo por la borrasca Filomena y la subida del impuesto de matriculación han provocado una caída histórica de las matriculaciones, con el peor mes de enero desde que se tiene registro mensualizado de las ventas de coches.

Los indicadores señalaban que enero no sería un buen mes para las matriculaciones y los datos han confirmado las predicciones más pesimistas, con un desplome de las ventas de vehículos sin precedentes.

Según los datos publicados por las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), las matriculaciones de turismos y todoterrenos han registrado un descenso del 51,5%, hasta las 41.966 unidades, lo que supone el peor dato desde 1989, cuando comenzó el registro mensualizado de las ventas.

Las matriculaciones han sufrido la tormenta perfecta y es que, según explican desde las asociaciones, en enero de 2021 han coincidido varios hechos negativos que han afectado seriamente a la demanda. Por un lado, se compara con un mes de enero de 2020 en el que no habían empezado aún las restricciones por la pandemia del Covid19 y, además, en enero de 2021 hubo dos días laborables menos. Por otro lado, los días de bloqueo provocados por la borrasca Filomena han recortado ventas.

Finalmente, y para terminar de completar la tormenta perfecta, la entrada en vigor del nuevo ciclo de homologación WLTP, que ha provocado una subida del impuesto de matriculación, y el fin del plan Renove, pese a no haber consumido el 80% de los fondos, han agravado el descenso de las matriculaciones.

Ventas de coches por canales y combustibles

Todos los canales pierden casi la mitad de sus ventas en enero de 2021. El canal de empresas es el que menos recorta, con una caída del 43,9% y 18.397 unidades, aunque el más perjudicado es el canal de alquiladores, con 4.535 unidades comercializadas y una caída del 65,4%. Por su parte, los clientes particulares adquirieron 19.034 turismos y todoterrenos el mes pasado, un 53,1% menos.

En cuanto a las ventas por el tipo de combustible, el 46,2% de las matriculaciones de turismos y todoterrenos en España correspondió a modelos con motor de gasolina, mientras que los diésel coparon el 25,4% del mercado, una cifra inferior al 28,4% de los modelos con sistemas alternativos.

Todos los segmentos de mercado cerraron enero con caídas superiores al 40%, destacando los desplomes experimentados en el de automóviles grandes, con una bajada del 74,1%, y en los medios, con una caída del 70,1%.

La opinión del experto, por Ignacio García Rojí

«Los datos del mes de enero y el fiasco del plan de ayudas a la compra deben hacer reflexionar a la administración y entender que debe empezar a buscar soluciones reales que contribuyan a minimizar la caída del mercado y no titulares para la galería.

Dada la situación socioeconómica actual, estas medidas se deben tomar antes de adormecer la poca demanda latente que queda y deben ser extremada y extraordinariamente ambiciosas para contribuir además a generar nueva demanda que ayude a descarbonizar un parque móvil, cuya antigüedad es de facto de 13 años de media, y que nos mantiene a la cola del vagón europeo.

No se trata solo de aumentar sensiblemente el importe directo de ayuda a la compra, sino de revisar la actual fiscalidad del sector buscando un equilibrio recaudatorio que no deje de lado ninguna de las diferentes variantes mecánicas y que contente a todas las partes implicadas del sector (Consumidores, fabricantes, distribuidores y administraciones).»

Valoración del sector sobre el retroceso de las matriculaciones

La directora de Comunicación de Anfac, Noemi Navas, ha justificao estos datos, ya que a la debilidad del mercado por la pandemia y la crisis económica se unieron otros factores como la subida del impuesto de matriculación y el fin del plan de achatarramiento Renove, con el 80% del presupuesto sin consumir.

Además, el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales, resaltó la necesidad de recuperar la demanda de forma «urgente» y destacó que el Plan Renove era la «herramienta» para lograrlo, siempre que se le hubiera aplicado «algún retoque».

«El fin del Renove, que ha terminado con más de 200 millones de euros sin consumir, y la subida del impuesto de matriculación como consecuencia de la nueva medición de emisiones de dióxido de carbono (CO2) son asuntos que deben tener prioridad en la agenda política si se quiere facilitar la recuperación de un sector estratégico que representa el 11% del PIB«, subrayó Tania Puche, directora de Comunicación de Ganvam.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche