Noticia

Las inundaciones en Tailandia recortan en 200.000 unidades la producción de vehículos nipona

Ampliar

05 de noviembre, 2011

Los fabricantes japoneses han dejado de producir hasta el momento cerca de 200.000 vehículos a causa de las inundaciones en Tailandia; éstas les han obligado a paralizar buena parte de sus plantas en el país asiático.

Según datos publicados hoy por el diario económico Nikkei, Toyota Motor, primer fabricante mundial, habría producido 69.000 vehículos menos en Tailandia por el cierre de tres factorías ante la falta de piezas. A nivel global, el desastre podría haber recortado en más de 100.000 unidades la manufactura de Toyota, que ha tenido que reducir el ritmo en plantas en nueve países, incluidos Japón y EE.UU., por los cortes en la cadena de suministros.

Honda Motor, cuyas instalaciones tailandesas quedaron anegadas, mantiene paradas sus factorías en ese país desde el pasado 4 de octubre y también ha reducido su producción en Malasia por falta de componentes. La compañía, que calcula que no volverá a operar a pleno rendimiento en Tailandia antes de seis meses, ha dejado de fabricar 20.000 vehículos en el último mes, según el diario Nikkei.

Como consecuencia, la novena generación del Honda Civic, vehículo más vendido de la firma japonesa en Europa hasta el año pasado, llegará con tres o cuatro semanas de retraso al Viejo Continente. Pese a que la fabricación del Civic para el mercado europeo tiene lugar en el sur de Inglaterra, muchas piezas son producidas por proveedores asiáticos que, ahora mismo, no pueden garantizar el sumistro.

Por su parte, Nissan Motor detuvo sus plantas tailandesas el 14 de octubre, lo que se habría reflejado en 20.000 vehículos menos, mientras que Mitsubishi Motors e Isuzu Motors habrían reducido su producción en 15.000 y 30.000 unidades, respectivamente.

Buena parte de los fabricantes nipones han señalado que buscan reanudar la actividad en Tailandia este mismo mes, entre ellos Toyota, que ha indicado que podría suministrar piezas a sus plantas en ese país desde Japón y otras regiones. Pese al golpe que han supuesto las inundaciones, el grupo espera alcanzar su objetivo de producción este año fiscal, que concluye en marzo de 2012, ya que planea intensificar el ritmo de sus factorías en varios países en los próximos meses.

También Nissan prevé reanudar la producción tailandesa de algunos de sus modelos a partir del próximo 14 de noviembre, el mismo día en que Mazda espera reabrir la planta que mantiene en ese país de forma conjunta con Ford Motor.

Las inundaciones que anegan grandes áreas de Tailandia desde hace meses, consideradas las peores en medio siglo, han cubierto de agua siete parques industriales en cinco provincias al norte de Bangkok y han afectado a unas 10.000 fábricas, con 660.000 puestos de trabajo.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche