Noticia

Las historias de libertad detrás del BMW Isetta en la Guerra Fría

Ampliar

03 de octubre, 2019

Han pasado 30 años de la caída del Muro de Berlín, el principio del fin de la Guerra Fría. Para conmemorar esta fecha, el fabricante alemán de automóviles ha lanzado un cortometraje con uno de sus coches más pequeños y extravagantes de protagonista, el BMW Isetta.

Dentro de la marca alemana de automóviles, el BMW Isetta ha tenido un papel fundamental. Puede ser difícil de creer pero, tras la II Guerra Mundial, el fabricante alemán consiguió sobrevivir gracias a la fabricación microcoches como el BMW 700 y el Isetta, de licencia italiana.

Te puede interesar: Así han evolucionado los riñones de BMW

Ahora, gracias a un cortometraje de la compañía, sabemos que este modelo no solo salvo a su empresa. El BMW Isetta también sirvió para ayudar a nueve personas que durante la Guerra Fría se arriesgaron a cruzar el muro de Berlín escondidos en este pequeño vehículo.

«The Small Scape»: dos amigos y un BMW Isetta cruzando el muro de Berlín

El cortometraje de BMW, «The Small Escape», narra la historia de como Klaus-Günter Jacobi ayudó a su mejor amigo, Manfred Koster, a cruzar el muro de Berlín durante la Guerra Fría.

En 1964, año en el que se basa la película, Berlín está dividida y Jacobi lleva seis años con su familia en la zona Este. En ese momento, uno de sus amigos, que continúa al otro lado del muro, contacta con él para que le ayude a cruzar la frontera. Ante esta petición, Jacobi decide ayudarle, aún sabiendo que salir de la República Democrática de Alemania (RDA) es penado con el fusilamiento.

Mulliner resucita al desaparecido Bentley Corniche de 1939

Al organizar el escape de su amigo, el protagonista del corto piensa que su BMW Isetta es el vehículo perfecto para el plan. Se trataba del modelo más pequeño con el que contaban y en el que los soldados difícilmente se podían imaginar que hubiese alguna persona escondida.

Para ocultar a Manfred Koster de la vista, Jacobi extrae del BMW Isetta una serie de componentes. De esta forma, crea un espacio al lado del motor lo suficientemente grande para ocultar a su amigo. Entre las piezas que quita estaban: el filtro de aire, la llanta de refacción y el sistema de calefacción. También cambia el tanque de combustible de 13 litros por un recipiente de 2 litros.

Varios BMW encerrados en una cápsula del tiempo

Poco antes de la medianoche del 23 de mayo, el dúo completó con éxito su misión al llegar a Berlín Occidental. Más tarde, la noticia sobre el logro de los dos amigos se extendió rápidamente. Otras ocho personas fueron introducidas ilegalmente a través de la frontera en BMW Isettas, todos modificados de manera similar.

En cuanto al auto de Jacobi, ahora está en exhibición en el Museo del Muro de Berlín. Aquí os dejamos el cortometraje de BMW, «The Small Scape».

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche