Noticia

Las furgonetas, limitadas a 120 kilómetros por hora

Ampliar

09 de mayo, 2013

La Comisión de Medio Ambiente de la Eurocámara ha votado a favor de limitar a 120 kilómetros por hora la velocidad de las furgonetas, a la vez que respaldó mantener los límites indicativos de las emisiones de CO2 de estos vehículos para 2020 e introducir topes más estrictos en 2025.

Los eurodiputados respaldaron por una amplia mayoría -53 votos a favor, 47 en contra y 1 abstención- un informe sobre la propuesta legislativa de la Comisión Europea (CE) que confirma los objetivos de reducción de CO2 para los nuevos vehículos comerciales ligeros 2020 establecidos en 2011, es decir una emisión de 147 gramos de CO2 por kilómetro frente a los 203 gramos de ahora.

Sin embargo, las propuestas a favor de endurecer los objetivos para 2020 fueron rechazadas, lamentó el eurodiputado de la Alianza Liberal (ALDE) Holger Krahmer, autor del informe, en un comunicado.

La Comisión sí votó a favor de los topes indicativos de emisiones -que deberán aplicar solo a los fabricantes automovilísticos que producen más de 1.000 vehículos al año- para 2025, pero fijaron una horquilla que va desde los 105 a los 120 gramos de CO2 por kilómetro.

La CE hará una propuesta concreta al respeto hasta enero de 2017 en base a un estudio de evaluación del impacto. Los Verdes lamentaron que no se haya endurecido el objetivo para 2020 y consideraron que el umbral indicativo para los de 2025 no es lo suficientemente ambicioso, según eurodiputado sueco de este grupo, Carl Schlyter.

En cuanto a los límites de velocidad para las furgonetas aprobados por los eurodiputados, que se aplicarían a partir de enero de 2014, Krahmer sostuvo que la Unión Europea «no es el lugar adecuado para regular el comportamiento de conductores de vehículos comerciales ligeros».

«No es la labor de la Unión dictar un límite máximo de 120 kilómetros por hora», siendo esto además una «intervención en las regulaciones de tráfico de los Estados miembros», sostuvo.

El responsable de coches limpios de Transport & Environment (T&E), William Todts, sostuvo sin embargo que las furgonetas son los únicos vehículos comerciales que no estaban sujetos a un límite de velocidad y que «dejarlo en 120 kilómetros por hora ahorrará combustible y reducirá las emisiones de efecto invernadero».

Los eurodiputados votaron asimismo a favor de que se introduzcan los Eco-test a partir de 2017, en concreto el Procedimiento Armonizado de Prueba de Vehículos Ligeros a nivel mundial, WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure), que equivale al ciclo de medición global de combustible propuesto para el futuro.

La misma Comisión parlamentaria aprobó recientemente un objetivo de emisión de 95 gramos de CO2 para los coches en 2020 y una horquilla de 68 gramos por kilómetro a 78 gramos a partir de 2025.

La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA) recordó que «ninguna industria ha hecho tanto para reducir los niveles de emisiones«, pero su secretario general, Ivan Hodac, pidió que antes de fijar unos objetivos para 2025 haya un análisis del impacto basado en «hechos».

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche