Noticia

Las empresas seguirán dieselizadas, pero con un paulatino descenso

3 fotos

Ampliar

08 de noviembre, 2016

En los próximos cinco años descenderá levemente el número de vehículos diésel en las compañías españolas, de un 91% a un 86%; del mismo modo, las flotas de energías renovables irán aumentando poco a poco.

Son muchas las especulaciones e incertidumbres creadas en torno a los vehículos diésel en la actualidad, agravadas con posibles restricciones al tráfico en el centro de las grandes ciudades o con supuestas penalizaciones fiscales por ser motorizaciones más contaminantes. Paralelamente, los automóviles propulsados por energías renovables van tomando cada vez –y de manera paulatina- más importancia. Tan sólo en el pasado octubre, las matriculaciones de híbridos aumentaron un 51,3%. Pero esto no quiere decir que los conductores españoles tengan planes de renunciar al gasoil. Al menos, no en las flotas empresariales y no de manera súbita.

Las compañías seguirán apostando por el diésel

Esto es lo que concluye un estudio realizado por el Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) que promueve Arval y que cubre todos los sectores comerciales. Para llegar a los datos obtenidos, se han analizado a cerca de 3.000 gestores de flotas de pymes y grandes empresas de doce países. Hoy en día, el 91% de los vehículos empresariales son diésel. Esta plataforma internacional prevé que, en 2021, el conjunto de vehículos de pymes y grandes empresas con motores diésel tan sólo disminuya en cinco puntos –un punto menos por cada año-. Así pues, en cinco años, el 86% de las industrias españolas seguirán utilizando automóviles de gasoil. Este tipo de combustión no sólo será el más representativo en las compañías de nuestro país, sino que también lo será en las de toda Europa: en el mismo período de cinco años (2017 – 2021, incluidos), Europa pasará del 82% al 79% de vehículos empresariales con motor diésel. Además, se instaura cada vez más el concepto de renting a la hora de aumentar o renovar la flota.

El estudio se ha llevado a cabo mediante el análisis a gestores empresariales en un total de doce países.

3 fotos

Ampliar

Qué alternativas escogerán los empresarios que dejen el diésel

Si bien es manifiesto que los motores diésel seguirán siendo mayoritarios en las flotas europeas y españolas, el descenso paulatino y progresivo de estos también es clararamente perceptible. No se producirán cambios drásticos en la elección de motores diésel de las compañías, a no ser que se produzcan una serie de factores externos, tales como normativas municipales, modificaciones de impuestos, cambios en las legislaciones a empresas o el propio desarrollo de los fabricantes de vehículos. De no ser así, según el estudio del CVO, esta transformación será lenta pero continua. ¿Qué tipo de flota llenará el hueco que dejen los vehículos de gasoil? La alternativa de estos -pocos- empresarios es obvia: los vehículos híbridos y eléctricos.

En esta tabla se puede observar los países europeos más dieselizados y su evolución en los próximos años.

3 fotos

Ampliar

En la actualidad, un 13% de empresas españolas cuentan con vehículos híbridos. Este número se incrementará al doble en tres años. En el caso de los eléctricos, en 2019, será ya una cuarta parte del tejido empresarial, frente al 10% actual. Aunque este crecimiento es significativo, España se sitúa todavía en la parte baja de la tabla, muy lejos de países como Holanda –que cuenta con muy buenos apoyos gubernamentales con respecto a los vehículos de energías renovables-, Reino Unido y Francia, donde cerca de la mitad de sus compañías contarán con híbridos en el próximo trienio. Esto no se debe únicamente a la conciencia ecológica de la ciudadanía, sino que también, según el director del CVO, Manuel Orejas, el ecologismo se está ligando también a una conciencia económica, puesto que reducir la contaminación está premiado con el ahorro de costes.

Vehículos compartidos y autónomos para el futuro empresarial

Por último, la investigación revela que el 54%-frente al 38%- de las empresas aboga por incluir soluciones telemáticas impulsadas por las nuevas energías mediante coches conectados y autónomos, una vez que se compartan datos y comportamientos entre todos los fabricantes, lo que desembocará en el concepto de vehículo autónomo íntegro.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche