Noticia

Las ciudades inteligentes son claves para la movilidad, según Bosch

2 fotos

Ampliar

06 de julio, 2017

Los expertos afirman que la población se concentrará cada vez más en grandes ciudades. Esto implica que a movilidad, que ya es un problema en la actualidad, tendrá que adaptarse para hacer posibles los desplazamientos de manera más eficiente y, sobre todo, ecológica. Así ve Bosch la movilidad de las ciudades del futuro más cercano.

En la actualidad, la Fundación Robert Bosch es, entre otras cosas, uno de los principales proveedores de tecnología y auxiliares para la industria del automóvil. Como tal, conoce perfectamente las necesidades del sector y tiene claro que la movilidad será un aspecto vital en el futuro más inmediato. Los expertos afirman que cada vez la población se concentrará más en grandes ciudades y auguran que en 2050 6.000 millones de personas vivirán en megaciudades. Si el tráfico actual ya es un caos, resulta evidente que la movilidad es un problema capital que necesita una alternativa y solución inmediata.

Bosch se está convirtiendo en un proveedor de servicios de movilidad para conurbaciones. En el futuro, la compañía se centrará aún más en desarrollar y proveer soluciones de movilidad para las ciudades inteligentes y conectadas. La demanda de conceptos de movilidad inteligente para el entorno urbano está aumentando rápidamente en todo el mundo.

Más y más personas en una cantidad limitada de espacio, también significará más tráfico y, por lo tanto, más contaminación, menos espacio verde, más ruido, y más tiempo perdido en el tráfico. «Con soluciones tecnológicas, Bosch puede ayudar a mejorar la calidad de vida en las megaciudades y las conurbaciones. El principal medio para este fin es la movilidad libre de emisiones, libre de estrés y libre de accidentes«, dice Dr. Rolf Bulander, miembro del Consejo de Administración de Robert Bosch GmbH y presidente del área empresarial Mobility Solutions. En términos de negocio, las ciudades inteligentes son también un área de crecimiento para el proveedor de tecnología y servicios.

En el periodo que comprende desde ahora hasta 2020, el mercado de las ‘smart cities’ crecerá un 19 % anual, alcanzando un volumen de 700.000 millones de euros. En sus proyectos de venta cruzada, Bosch ha duplicado sus ventas en este sector en los últimos dos años.

En la Bosch Mobility Experience que se celebra estos días en Boxberg (Alemania), Bosch está demostrando cómo está dando forma a la movilidad urbana. “Nuestros esfuerzos para ayudar a crear un entorno urbano libre de emisiones, estrés y accidentes están ligados a tres desarrollos tecnológicos: automatización, electrificación y conectividad”, dijo Bulander. Para Bosch, el enfoque está en desplazarse de A a B sin estrés. Para lograr esto, incluso en una metrópolis desbordada, el transporte público, los coches privados, los coches compartidos y vehículos de reparto automatizados, así como otros medios de transporte – en resumen, todos los medios de transporte de la ciudad – tendrán que estar perfectamente conectados entre sí. «Los servicios de movilidad multimodal que los usuarios pueden reservar con sólo unos pocos “clics” de ratón, jugarán un papel protagonista en reducir la congestión«.

La creciente automatización del tráfico urbano se traducirá también en mayor seguridad y menos accidentes. Incluso ahora, el control de estabilidad para motocicletas de Bosch, MSC, proporciona a las motos una especie de ESP. Y el ABS para bicicletas eléctricas, e-bikes, presentado recientemente, también puede ser un importante salvavidas. «Conectar automóviles, vehículos de dos ruedas, otros usuarios de la carretera e infraestructura, puede ayudar a reducir los accidentes y, de esta forma, salvar vidas. Especialmente en los mercados emergentes, usuarios de la carretera como los motoristas están en riesgo«, dice Bulander. Una de las soluciones que Bosch ha desarrollado es un escudo digital para motociclistas. Y en emergencias, la llamada automática de emergencia  eCall, desarrollada específicamente para motocicletas, puede salvar vidas.

Coche eléctrico sí, pero de combustión también

Los coches eléctricos convivirán con motores de combustión más eficientes y limpios.

2 fotos

Ampliar

Especialmente en las conurbaciones, la calidad del aire seguirá siendo un tema prioritario. Por esta razón, Bosch está persiguiendo el objetivo de un tráfico libre de emisiones. “En las ciudades del futuro, tanto la electromovilidad como los motores de combustión serán parte de la solución”, asegura Bulander. Incluso ahora, el negocio de e-bikes de Bosch es líder del mercado en unidades de accionamiento para el vehículo eléctrico más exitoso del mundo. Más de 200 millones de e-scooters están circulando por las carreteras de China y los propulsores de Bosch desempeñan, aquí también, un papel importante.

Para vehículos eléctricos ligeros de dos, tres y cuatro ruedas, Bosch ha desarrollado un sistema compacto de propulsión que puede alimentar dos ruedas, como el E-Schwalbe, y también pequeños vehículos de cuatro ruedas como el e.Go. Además, las entregas de paquetería en las grandes ciudades se están electrificando cada vez más.

La compañía alemana Deutsche Post DHL está siendo pionera con su “streetscooter”, que también cuenta con componentes de propulsión de Bosch. Aparte de impulsar el desarrollo de la electromovilidad en todo tipo de vehículos y segmentos, la compañía está trabajando para mejorar aún más el motor de combustión. Bosch dedica la mitad de su presupuesto de I+D a la protección medioambiental y la conservación de los recursos. En total, se trata de una suma de unos 3.500 millones de euros.

Actualmente, Bosch está llevando a cabo 14 proyectos piloto relacionados con las ciudades inteligentes. Incluyen proyectos urbanos en Singapur, San Francisco, Berlín y Hamburgo. Siete de estos proyectos incluyen soluciones de movilidad urbana. Aparte del aparcamiento conectado y de la gestión de flotas, estas soluciones también implican electromovilidad y transporte multimodal. El último acuerdo de colaboración de Bosch en este sentido se desarrolla en la ciudad china de Tianjin. El objetivo de esta cooperación es convertir a esta cudad portuaria en una ciudad inteligente.

En su transformación como proveedor de movilidad urbana, la empresa se beneficia tanto de su experiencia como proveedor líder mundial de componentes de automoción, como de su fuerte potencial económico. Los 227.000 empleados que trabajan en todo el mundo en el área de Mobility Solutions generaron unas ventas de 43.900 millones de euros en 2016. Este año, se espera que el negocio de movilidad del Grupo Bosch crezca alrededor de un 7 por ciento. Esto es casi tres veces más que la producción mundial de automóviles. “Estamos creciendo más rápido que el mercado y, como proveedor de sistemas para la automoción, seguiremos siendo un socio fuerte y, sobre todo, innovador, de la industria del automóvil. Además, estamos evolucionando hacia un proveedor de servicios para cada usuario de la carretera”, dice Bulander. Esto también significa que Bosch reforzará, a lo largo del año, sus esfuerzos en investigación y desarrollo del área empresarial Mobility Solutions. A finales de 2017, esta área empresarial tendrá 48.000 empleados dedicados a I+D, aproximadamente 4.000 más que a principios de año.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche