Las carreteras en mal estado averían tu coche

Las carreteras en mal estado averían tu coche

13 febrero, 2018

El informe elaborado por Tallerator pone en evidencia qué partes del coche sufren más al circular por carreteras en mal estado. El mantenimiento deficiente de las carreteras y calles provoca averías en los coches que pueden ser muy caras.

Es evidente que el estado de la carretera repercute en nuestro coche, tanto como nuestra forma de conducir o de tratarlo. Tallerator ha elaborado un informe en el que muestra cuáles son las averías provocadas por las malas carreteras.

Evidentemente, los elementos que más sufren son los que están en contacto más directo con el asfalto y sus imperfecciones: las ruedas y la suspensión. Sin embargo, no son los únicos elementos y hay más cosas de las que nos imaginamos. Por ejemplo, las vibraciones provocadas por los asfaltos mal parcheados, agrietados o adoquinados, hace que se fundan antes las bombillas.

Qué sufre más en el coche por el mal estado de la carretera

El informe de Tallerator identifica los siguientes fallos provocados por circular sobre pavimentos mal mantenidos (baches, badenes…) pero también por elementos como los pasos de cebra elevados, bandas reductoras de velocidad o tapas de alcantarillas de las ciudades nos cuestan dinero a los conductores:

  • Neumáticos: al circular por superficies estropeadas, la banda de rodadura de los neumáticos sufre un desgaste prematuro, puede llegar a tener desgarros o cortes que acaben provocando un reventón y, además, deforman y estropean las llantas.
  • Suspensión: además de los amortiguadores que deben absorber los impactos, los elementos elásticos de goma de los trapecios y brazos de suspensión también se deforman. Aparecen grietas, holguras y ruidos.
  • Transmisión: las vibraciones y los impactos del neumático contra los baches producen un envejecimiento acelerado de los ejes del coche, especialmente de las juntas homocinéticas y los rodamientos.
  • Dirección: también el mecanismo de guiado del coche padece con el mal estado de las carreteras. Los golpes en las ruedas directrices producen una pérdida del alineado de la dirección y, además, aparecen holguras en las rótulas de dirección y soportes del mecanismo.
  • Desajustes en carrocería y paneles: al circular con frecuencia por malas carreteras o empedrados, las vibraciones a las que se somete todo el vehículo acaban provocando desajustes y holguras que producen ruidos en piezas como el salpicadero, paneles de puerta, bandeja del maletero, etc.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Pedro 13 febrero, 2018

Interesante artículo, pagamos impuestos para que después tengamos que pagar las reparaciones de nuestros coches porque no usan nuestro impuestos para arreglar las carreteras, vaya recobro….

Eduardo Escribano García - Bosque 13 febrero, 2018

Esto siempre lo he dicho yo, además de la señalización, y que se dejen del exceso de velocidad u otras chorradas que primero arreglen las carreteras urbanas e interurbanas y la señalización y luego hablamos.

José Julián Gomez Escalonilla 13 febrero, 2018

¿Cómo podemos denunciar la falta de mantenimiento que tienen las carreteras en los municipios? Vivo en la ciudad de Toledo y es una vergüenza como está de “agujeros” la calzada cuando se sube de la Puerta de Bisagra hasta el Alcázar, lleva varios meses y no se hace nada.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba