Noticia

Las baterías usadas del Nissan Leaf iluminan el estadio del Ajax (en España no se podría hacer)

5 fotos

Ampliar

02 de julio, 2018

Las baterías reutilizadas de 148 Nissan Leaf componen el mayor sistema de almacenamiento de energía eléctrica de Europa, capaz de mantener encendido el Johan Cruyff Arena. Una solución inteligente que en España estaría prohibida porque estamos a años luz de los holandeses.

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta la industria del automóvil eléctrico es qué hacer con las baterías de los coches cuando ya no son útiles. Su reciclaje no es sencillo, así que la mejor alternativa es su reutilización con una segunda vida útil. Una de las alternativas es la que acaban de presentar en Amsterdam: un sistema de almacenamiento de electricidad de 3 MW capaz de alimentar el Johan Cruyff Arena con las baterías usadas de 148 Nissan Leaf.

No te pierdas nuestra prueba y vídeo prueba del Nissan Leaf

Este proyecto ha sido posible gracias a la colaboración entre Nissan, Eaton, BAM, The Mobility House y el estadio Johan Cruyff ArenA, con el apoyo del Fondo para el Clima y la Energía de Ámsterdam (AKEF, por sus siglas originales) e Interreg.

Este sistema de almacenamiento energético combina las unidades de conversión eléctrica de Eaton y el equivalente a las baterías de 148 Nissan LEAF, por lo que no solo supone un sistema energético más sostenible, sino que también genera una economía circular para las baterías de los vehículos eléctricos.

En palabras del propio Henk van Raan, director de Innovación del estadio Johan Cruyff ArenA: “Gracias a este sistema de almacenamiento energético, el estadio podrá usar su propia energía sostenible de manera más inteligente. Además, Amsterdam Energy ArenA BV podrá comerciar con la capacidad de almacenamiento disponible de las baterías. El Arena tendrá garantizado un suministro eléctrico considerable, incluso durante un corte eléctrico. Por ello, el estadio contribuirá a la estabilidad de la red eléctrica de los Países Bajos. El Johan Cruyff ArenA es uno de los estadios más sostenibles del mundo y es pionero en la introducción de innovaciones inteligentes como este sistema único de almacenamiento energético.

Por su parte, Francisco Carranza (director general de Nissan Energy) afirma que: “Estamos encantados de formar parte del mayor sistema de almacenamiento eléctrico de Europa desarrollado para un edificio comercial. Gracias al Johan Cruyff ArenA, hoy podemos demostrar que reutilizar las baterías de los vehículos eléctricos Nissan puede contribuir a conseguir que todo el sistema eléctrico resulte más eficiente y sostenible. Nuestro ecosistema eléctrico es el motor de un futuro sostenible y estamos transformando la forma de conducir y de vivir.”

Una solución energética inteligente que está prohibida en España

Las baterías tienen una capacidad de 3 megavatios y provienen de 148 Nissan Leaf.

5 fotos

Ampliar

La legislación actual en España es tan absurda que esta solución aparentemente ideal presentada en el Johan Cruyff Arena sería inviable legalmente en nuestro país. En concreto, el Real Decreto 900/2015 establece que a partir de los 10 Kwh de potencia los consumidores deben pagar por la electricidad autoconsumida de la misma manera que si la compraran a la compañía distribuidora. También está penalizado el devolver la energía sobrante a la red ya que, para ello, se debe estar dado de alta como productor y pagar el conocido como “Impuesto al Sol”. Según el mismo Real Decreto, están exentos de pagar por el autoconsumo los usuarios que tengan menos de 10kWh de potencia. Es decir, los hogares y pequeños negocios.

Es decir, para que una solución como la presentada se pudiese aplicar en el Wanda Metropolitano, donde se celebrará la final de la UEFA Champions League 2019, el estadio debería darse de alta como empresa suministradora de electricidad y tributar por ello.

La energía eléctrica no es el futuro, es el presente, pero aquí seguimos sin legislar al respecto. Otro caso sangrante es el de los puntos de recarga para los vehículos eléctricos, principal inconveniente para la mayoría de usuarios. Según la legislación vigente (de 2010), para instalar un punto de recarga se debe estar dado de alta como agente del sector eléctrico.

En la práctica esto complica la instalación de cargadores públicos. Y es que las empresas o establecimientos que deseen poner puntos de carga de vehículo eléctrico a disposición de sus clientes, no lo tienen nada fácil y la enorme burocracia que están obligados a seguir provoca que la mayoría desistan de poner estos puntos. Actualmente, la ley del “Gestor de Carga” se encuentra en el Senado pendiente de modificación.

Así alimentan un estadio las baterías usadas de un Nissan Leaf

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche