Noticia

Las 5 razones por las que el Plan PIVE no funciona

Las 5 razones por las que el Plan PIVE no funciona

2 fotos

Ampliar

31 de octubre, 2012

La puesta en marcha del Plan PIVE de ayuda a la compra de automóviles parecía ser un balón de oxígeno para el sector. Sin embargo, unas semanas después las cifras no reflejan el aumento de ventas previsto. Te contamos a qué se debe.

A pesar de las declaraciones autoindulgentes realizadas por algunas voces autorizadas del sector del automóvil acerca del poder reanimador del Plan PIVE, puesto en marcha el pasado 1 de octubre, lo cierto es que las ventas no acaban de despegar. Es cierto que ha aumentado la afluencia de público a los concesionarios y que algunas marcas han hecho verdaderos esfuerzos para aprovechar la inercia del anuncio del plan, pero aun así no está funcionando. ¿Por qué?

1. No aborda el problema real del sector

Para empezar –apunta el analista Ignacio Gª Rojí- nace malogrado en origen, ya que no aborda el problema real del sector. Tal y como hemos comentado en anteriores ocasiones, no se trata de un problema de estímulo, sino de falta de crédito”. Este hecho tan obvio cobra mayor importancia si tenemos en cuenta que la mayoría de las campañas actuales están condicionadas a la financiación total o parcial del vehículo con las financieras de las distintas marcas, una forma de que esas marcas y sus concesionarios recuperen en el precio final parte de lo aportado.

Esta política, además de supeditar la compra a la aprobación del crédito, deja fuera de estas ofertas a potenciales clientes con capacidad de pago al contado, bien por disponer de ahorros suficientes, bien porque encuentren financiación por su cuenta.

2. La antigüedad del vehículo exigida es excesiva

El segundo punto conflictivo es el requisito de extender la antigüedad mínima a 12 años en vez de los 10 habituales en planes anteriores (o los 8 deseables), lo que descarta otro buen puñado de potenciales compradores.

Las ventas no alcanzan los niveles esperados.

2 fotos

Ampliar

Teniendo en cuenta que el parque automovilístico español tiene 22 millones de vehículos, -concluye Gª Rojí- esta medida deja fuera a nada menos que 2,5 millones de turismos. Cierto es que, al abrigo del plan, la prioridad es eliminar vehículos poco eficientes, y que el límite de operaciones se sitúa en 75.000 unidades, pero ampliar al espectro a un mayor número de compradores potenciales nunca es mala idea”.

3. Hay modelos básicos que no pueden acogerse al plan

El tercer punto conflictivo es el etiquetado de los modelos que pueden acogerse al plan. Según el experto de Autocasion.com, “la fórmula empleada por el IDAE para el etiquetado de los vehículos deja fuera modelos tan sorprendentes y eficientes como la totalidad de la gama Smart, casi toda la gama del Fiat 500 e incluso la mayoría de la gama de un superventas como el Nissan Qashqai.

«En este punto, sería conveniente sustituir la fórmula que se emplea para el etiquetado por una más pragmática o recurrir al mismo baremo utilizado para el cálculo del impuesto de matriculación (emisiones de CO2)” señala Gª Rojí. También resulta paradójico que el corte del precio máximo deje fuera a modelos con mecánicas híbridas tan populares como el Peugeot 3008 Hybrid o el nuevo Toyota Prius+.

4. El importe real de la ayuda es más bajo de lo esperado

Otro aspecto espinoso es el importe final real de la ayuda. Al tratarse de una ayuda gubernamental, los 1.000 euros aportados por el Gobierno están sujetos a tributación en el IRPF del ejercicio siguiente, “con lo que- finaliza Ignacio Gª Rojí-, en el mejor de los casos, el descuento real habrá sido de tan solo 750 euros…”.

5. El contexto general del mercado no incita a la compra

Para terminar, si a todo lo anterior le sumamos un entorno socioeconómico hostil, con una tasa de paro superior al 25%, tendremos como resultado un estímulo muy reducido para la compra. “Precisamente una prueba de ese poco estímulo –añade Gª Rojí- son los datos de la Encuesta de Presupuestos Familiares realizada por el INE, que indican que en los últimos cinco años las familias españolas han reducido un 51,9% el presupuesto destinado a la adquisición de automóviles”.

Todo lo que necesitas saber sobre el Plan PIVE

Comentarios

  • ramonico

    ramón? para cuando una ayuda a la hipoteca??
    será por ayudas a la compra de vivienda…
    asignadas,
    pero nadie las huele todavía…

  • Ramón

    para cuando una ayuda para pagar la hipoteca? seguro que se apunta mas de uno

  • Manuel

    A nuestros gobernantes no les interesa el cambio a vehículos con combustibles alternativos y eficientes como los comentados. ¿De donde iban, si no, a sacar más de un 50% de impuestos en los carburantes? Tienen un buen «tinglado» montado y no lo van a desmantelar.
    Así que… a seguir siendo atracados.

  • sergio

    el plan pive es una soberana chorrada. primero porque resulta que se tiene que declarar y la ayuda no es tanta. segundo, porque los precios estan igual que hace 6 y 12 meses tambien (contrastado con la altea xl que compré en marzo ), por lo que la ayuda real si es que existe es para los concesionarios, no para el consumidor. y tercero, ayudas como bien dicen por ahi arriba a un mercado que no aporta nada nuevo ni en economia ni ecologia. La verdad que resulta poco atractivo comprar una caja vacia muy bien empaquetada…

  • yulkar

    la razón fundamental lejos de análisis de «expertos» no es otra que la gente no tiene un duro (y para eso no hay que ser «experto»), los banco ademas no abren la mano por suerte por que si no no haríamos más que empeorar la situación por que nos gusta demasiado fardar de matricula nueva

Aquí está tu coche