La victoria

La victoria es el único objetivo que el piloto español persigue este fin de semana en el Gran Premio de Francia

La victoria es el único objetivo que el piloto español persigue este fin de semana en el Gran Premio de Francia

Magny-Cours (Francia), 28 jun (EFE).- La victoria es el único objetivo que el piloto español Fernando Alonso (McLaren-Mercedes) persigue este fin de semana en el Gran Premio de Francia, octava prueba del Mundial de Fórmula Uno, ya que necesita imperiosamente acercarse a su compañero de equipo y líder del campeonato, el británico Lewis Hamilton, catapultado tras ganar las dos citas del periplo norteamericano.


Alonso , campeón mundial los dos últimos años pero eclipsado en la presente campaña por el debutante Lewis Hamilton, llega al circuito de Magny-Cours con diez puntos menos que el inglés y con la imperiosa necesidad de hacerse con un triunfo que lo devuelva al lugar en el que empezó el campeonato.


El piloto español llegó al periplo mundialista por Norteamérica como líder del Mundial tras su brillante triunfo en el Gran Premio de Mónaco. Pero los dos triunfos consecutivos de Hamilton en Canadá -el primero de su carrera- y Estados Unidos han dejado a éste como sólido líder del campeonato y como primera opción de quienes apuestan por el próximo campeón mundial.


Fernando Alonso quiere olvidar cuanto antes las polémicas suscitadas en cuanto a un supuesto favoritismo de su equipo hacia Lewis Hamilton. Y su intención es demostrarlo en donde mejor sabe hacerlo: en la pista. El inglés se le ha atragantado en las dos últimas citas, pero el asturiano no está dispuesto a quedar por detrás de un debutante.


Así, el piloto español llega especialmente motivado a Magny-Cours, un circuito en el que lleva tres años seguidos sin acabar más allá de la segunda plaza y en el que hace dos años se llevó el triunfo.


A Alonso siempre le ha gustado correr en el circuito francés, en el que sus secciones favoritas son “las dos chicanes muy rápidas de la parte posterior, en las que se va a más de 200 kilómetros por hora”.


“Cuando escuchas hablar de circuitos que son técnicos, Magny Cours es definitivamente uno de ellos. Es importante tener buena velocidad en las curvas lentas porque te guían hacia las rectas largas. También hay que tener un buen equilibrio para las curvas más cerradas y lo mismo con la tracción para las salidas”, explicó.


Alonso , que tras el último Gran Premio en Estados Unidos participó en las pruebas programadas por su equipo en Silverstone, y también intervino en Madrid en un acto en el que aseguró su disposición a cumplir su contrato con McLaren, encuentra similitudes entre los trazados de Magny-Cours y Mónaco, en donde consiguió su última victoria, en mayo.


“Aunque tienen características distintas en general, hay algunas similitudes. Ambos tienen zonas muy ajustadas y curvas retorcidas. El coche funcionó bien en Mónaco y tengo ilusión en que también lo haga en la pista francesa”, afirma Alonso .


Lewis Hamilton, que no se ha bajado del podio en sus siete primeras carreras en la máxima categoría, acude a Francia sin complejos y con un claro objetivo: mantenerse sólidamente en el primer puesto para llegar una semana más tarde al circuito británico de Silverstone y ante sus aficionados como el primero del campeonato.


Y lo hace espoleado tras sus dos triunfos norteamericanos y por tratarse de un circuito que, al contrario de los anteriores, conoce mucho mejor.


El año pasado, como piloto del campeonato GP2, fue quinto, pero un año después su situación es bien diferente, ya que afronta la carrera como líder destacado del Mundial de Fórmula uno.


Frente a ellos, y pese a sus no demasiado buenas prestaciones en las últimas carreras, están los dos hombres de Ferrari, el brasileño Felipe Massa y el finlandés Kimi Raikkonen. Ambos están convencidos de que a partir de este fin de semana la situación comenzará a cambiar, sobre todo en la clasificatoria, su más reciente talón de Aquiles. Massa es tercero del campeonato a 19 puntos de Hamilton, mientras que Raikkonen es cuarto a 26.


“Tuvimos unas buenas pruebas en Silverstone. El coche rodaba mucho mejor que en la gira norteamericana y voy a Francia lleno de esperanza”, afirma Raikkonen.


El Gran Premio de Francia se disputará el domingo sobre 70 vueltas (308,586 kms.) al circuito de Magny-Cours. EFE


 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba