Noticia

Europa permite a España mantener la periodicidad anual de la ITV

Ampliar

13 de mayo, 2014

España podrá mantener la periodicidad anual de la revisión obligatoria (ITV) para vehículos con más de diez años, en lugar de cada dos años como marca el mínimo de la directiva europea.

El Diario Oficial de la Unión Europea ha publicado una nueva directiva sobre las inspecciones técnicas periódicas de los vehículos a motor y de sus remolques, en la que establece unas periodicidades mínimas, por lo que España podrá mantener la frecuencia anual para la revisión de los modelos con más de diez años de antigüedad.

Según ha indicado la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), esta directiva crea requisitos mínimos comunes y normas armonizadas sobre este tipo de operaciones en la UE y permite a los Estados miembro «establecer unas normas más estrictas para las inspecciones».

AECA-ITV ha afirmado que esta medida deja libertad a países como España para mantener la ITV anual, en lugar de cada dos años como marca el mínimo de la directiva, a los vehículos de más de diez años, con el fin de mejorar la seguridad vial y de reducir el impacto sobre el medio ambiente.

Asimismo, esta normativa obliga a los ciclomotores y motocicletas a pasar estas inspecciones técnicas de vehículos de forma periódica, tal y como exige la legislación española desde hace años. La Asociación ha indicado que se está experimentando un envejecimiento progresivo del parque español y ha resaltado que los vehículos de más antigüedad son los que más evitan las revisiones «ante el temor de que se les detecten defectos graves».

AECA-ITV ha subrayado que el nuevo texto indica que el servicio de ITV desde ser prestado por los Estados miembro, tanto a través de organismos públicos como privados bajo su supervisión y afirma que este servicio es de interés general en el ámbito del transporte.

La nueva directiva, según la organización, avala la imparcialidad, objetividad y alta calidad del sistema actual de inspección y asegura que los inspectores no tendrán ningún conflicto de intereses con el fin de mantener un elevado nivel de imparcialidad y objetividad. La Asociación ha afirmado que todos estos principios y garantías se cumplen con el sistema ya implantado y vigente en España y resaltó que coinciden con las demandas de independencia y objetividad de la actividad inspectora para proteger al usuario de diagnósticos «interesados».

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche