Noticia

La tecnología de conducción semiautónoma, en pleno crecimiento

Ampliar

28 de agosto, 2015

El color azul fue un 66% más comprado en 2014 respecto a 2013, mientras que en España, el 95% de los conductores eligieron una transimisión manual.

Los vehículos de conducción autónoma pueden seguir lejos, pero los conductores europeos manifiestan un aprecio creciente hacia las tecnologías semiautónomas.

Según el estudio ‘Ford Car Buying Trends 2015’, que analiza los estudios de hábitos de compra de vehículos en 22 países europeos, cada vez más personas compran vehículos con tecnologías que, por ejemplo, ayudan a los conductores a estacionar, evitar colisiones o mantener velocidades constantes.

El sistema Active Park Assist ha sido una de las tecnologías que más crecimiento ha tenido, ya que un 34% de los coches matriculados en 2015 lo equipan. En Suiza, la cifra es de casi 3 de cada 4, (72 por ciento). Le siguen Holanda (62 por ciento) y España (61 por ciento).

El Active City Stop, por su novedad, tiene una popularidad menor. Este sistema, que frena el coche cuando el conductor no reacciona a tiempo, fue instalado en 1 de cada 8 vehículos, aunque en países como Suecia o Noruega, el impacto es mucho mayor (59 y 48% respectivamente).

El Control de Crucero Adaptativo, con un 52%, es otro elemento con gran popularidad, hasta el punto de ser instalado en el 71% de los Ford vendidos en España. La conectividad a través de la voz, que apareció en la gama Ford durante 2012, también es un éxito. El 78% equiparon este sistema de infoentretenimiento en Europa.

El informe también asegura que, tras más de un millón de coches vendidos, el blanco fue el color más solicitado. Ganó a otros colores muy populares, como el negro, el plateado o el azul. Este último fue el color que más crecimiento tuvo en 2014, con una crecida del 66% respecto a 2013.

En cuanto a carrocerías, el 89% de los Ford vendidos en España tenían cinco puertas. En Europa, las versiones wagon vendieron un 37%, mientras que el 52% eligieron un coche de cinco puertas. Si hablamos de propulsores, el 98% de los coches vendidos en Europa son gasolina o diésel (56%, propulsor de gasolina).

Durante el pasado año, los irlandeses fueron los usuarios más proclives a comprar un coche con motor diésel (70 por ciento), seguidos de turcos y rumanos, con un 65 por ciento. En España ambas opciones están al 50 por ciento.

La diferencia en preferencias de cambio (manual o automático) casi no varió con respecto al año anterior. El 83 por ciento de los conductores de todos los países europeos sigue prefiriendo el cambio manual. En España, la cifra es superior: un 95%.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche