La prueba de que los coches autónomos cada vez están más cerca

La prueba de que los coches autónomos cada vez están más cerca

La compañía estadounidense Intel ha comprado Mobileye, especialista en el desarrollo de sistemas para la conducción autónoma. Para finales de este año, ambas pretenden constituir de forma conjunta una flota de 100 coches autónomos para realizar pruebas en Estados Unidos, Israel y Europa.

La compañía americana Intel, especialista en circuitos electrónicos, centros de datos, procesadores y software digital, se vuelca de forma total en la conducción autónoma. Recientemente, ha comprado por 15.000 millones de dólares la empresa Mobileye, responsable de gran parte del desarrollo del Autopilot de Tesla en sus comienzos y, por tanto, una de las grandes expertas en conducción autopilotada. Sus sistemas, según informa Newatlas, ya se encuentran en más de 230 modelos y es proveedor de chips en más de 3 millones de unidades de automóviles.

Del mismo modo, Intel ha anunciado que producirá una flota de 100 vehículos autónomos -nivel 4 (estos son los 5 niveles de la conducción autónoma)- para probarlos a finales de año en Estados Unidos, Israel y Europa, ya que, según el CEO de Mobileye, “la diversidad geográfica es muy importante; las diferentes regiones tienen estilos de conducción muy diversos, así como diferentes condiciones de carreteras y señalización.” Estos coches solo necesitarían intervención humana en situaciones inesperadas. Además, algunos de los modelos de la fase de pruebas serán BMW Serie 7 por el acuerdo que Intel tiene con la entidad bávara.

Qué ventajas ofrece esta compra a Intel

Con esta adquisición, la estadounidense pretende aunar conocimientos sobre ordenadores con los ya consagrados aprendizajes sobre máquinas y mapeos mediante poderes digitales de la empresa israelí. Intel espera generar con los coches autónomos en pleno auge más de 4 GB de datos diarios para el año 2020. Esta compañía cuenta incluso con ventaja respecto a otras como Uber, Tesla o Google, debido a que tras la citada compra de Mobileye no depende de ningún proveedor -como estas- para producir vehículos autónomos.

Esta noticia nos advierte de que este tipo de vehículos que necesitarán la mínima supervisión humana no son cosa de un futuro a largo plazo, sino que -como en el caso de Intel- durante este mismo año comenzarán sus pruebas de desarrollo, evolución y mejora. En otros casos, este proceso ya ha empezado. Sin duda, después de que estos coches sean una realidad, los fabricantes darán el paso al superior nivel 5 donde la conducción humana ya sí brillará por su ausencia. Para esto, los que nos apasiona el hecho de manejar un vehículo esperemos que pase mucho tiempo…

Otros partners del proyecto

Como decíamos, el Grupo BMW es uno de los cooperantes en el proyecto de Intel y Mobileye. Por ello, buena parte de la flota autónoma provendrá del gigante alemán, pero no es el único fabricante que se ha integrado en el acuerdo. FCA (Fiat Chrysler Automobiles) se ha unido este miércoles a la labor de desarrollar plataformas de conducción autónoma con estas empresas.

Esto permite a las compañías aprovechar las fuerzas, conocimientos y recursos de cada una mutuamente. Con esa intención, FCA aportará a la alianza ingeniería, experiencia, técnicas, un gran volumen de ventas y buen alcance geográfico, ya que cuenta con veteranía en el mercado norteamericano.

“Para lograr avances en tecnología de conducción autónoma es vital formar asociaciones entre fabricantes de automóviles y quienes proveen la tecnología”, ha manifestado el presidente ejecutivo de FCA, Sergio Marchionne. “Integrarnos a esta cooperación permitirá a FCA beneficiarse directamente de las sinergias y economías de escala que son posibles cuando las empresas se unen con una visión y un objetivo en común”, concluye.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba