Noticia

La producción de coches de Reino Unido cae en picado por el Brexit

Ampliar

31 de mayo, 2019

La fabricación y el mercado automovilístico británico pasa por un mal momento debido a las indecisiones que ha conllevado el Brexit... Te explicamos cuál es la situación.

La producción y las ventas de coches nuevos en el Reino Unido han caído de una forma categórica estas últimas semanas y el motivo no es otro que el Brexit. Tras el referéndum de 2016 -y aunque todavía no se ha hecho realidad la salida-, los gobiernos acordaron que el país abandonaría la Unión Europea el 29 de marzo. Este hecho supuso que una buena cantidad de fabricantes de automóviles adelantaran el cierre de sus fábricas en suelo británico. Como resultado, se han ensamblado casi 60.000 vehículos menos en abril de este año con respecto al mismo mes de 2018. Por supuesto, esto se traduce en que el dato del acumulado también ha decrecido contundentemente: desde enero a abril de 2019 han salido de fábrica unas 71.000 unidades, muy por debajo de las 123.000 que se produjeron durante el mismo período del pasado ciclo.

Así afecta el Brexit a la industria del automóvil en Reino Unido

Reino Unido se quedará en la UE casi hasta noviembre

También ha disminuido de manera muy amplia tanto el porcentaje de vehículos construidos para vender a nivel local (un 43,7% menos) como el de exportaciones (44,7% menos.) Según informan AutoExpress y Carscoops, lo que hace que las cifras de producción más bajas sean particularmente malas es que el Reino Unido no cumplió con su fecha límite de Brexit y ahora no está listo para irse hasta el 31 de octubre. «Los fabricantes locales de automóviles no podrán repetir sus cierres de fábrica en esta fecha como lo hicieron a finales de marzo, cuando se implementaron una serie de medidas de contingencia que incluían el almacenamiento y la capacitación de nuevos procedimientos aduaneros y el reencaminamiento de la logística», aseguran.

En palabras del presidente ejecutivo de la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores, Mike Hawes, «el temor a una falta de acuerdo con el Brexit estaba frenando el progreso, causando que la inversión se estancara, los empleos se perdieran y socavaran nuestra reputación global. La inestabilidad prolongada ha hecho un daño incalculable

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche